SUSCRIBETE

1 Diciembre 2022, Puebla, México.

Xiutetelco en defensa de su patrimonio cultural /  Gerardo Pérez Muñoz

Cultura /Sociedad civil organizada /Gobierno | Reportaje | 5.OCT.2022

Xiutetelco en defensa de su patrimonio cultural /  Gerardo Pérez Muñoz

                                  Mi solidaridad con la compañera periodista Kara Castillo, ejemplo de compromiso y ética periodística

 

La zona arqueológica de Xiutetelco, en la Sierra Norte de Puebla, está en riesgo. Estos son los hechos.

 

Hace 40 años (1982) siendo presidente de la República José López Portillo y Secretario de Educación Pública Federal Fernando Solana Morales, se llevó a cabo la en la CDMX la Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales. Los países participantes emitieron la Declaración de México sobre políticas culturas, algunos de cuyos puntos, me parecen son de gran actualidad. Veamos algunos:

4. Todas las culturas forman parte del patrimonio común de la humanidad.2

24.Todo pueblo tiene el derecho y el deber de defender y preservar su patrimonio cultural, ya que las sociedades se reconocen a sí mismas a través de los valores en que encuentran fuente de inspiración creadora.

25. El patrimonio cultural ha sido frecuentemente dañado o destruido por negligencia y por los procesos de urbanización, industrialización y penetración tecnológica. Pero más inaceptables aún son los atentados al patrimonio cultural perpetrados por el colonialismo, los conflictos armados, las ocupaciones extranjeras y la imposición de valores exógenos. Todas esas acciones contribuyen a romper el vínculo y la memoria de los pueblos con su pasado. La preservación y el aprecio del patrimonio cultural permite entonces a los pueblos defender su soberanía e independencia y, por consiguiente, afirmar y promover su identidad cultural.

Este punto me parece que describe muy bien lo que sucede en San Juan Xiutetelco (pirámides entre hierbazal) y otras poblaciones de nuestro Estado y país. Actualizando este punto de la Declaración, habría que agregar que mucho del actual Patrimonio Cultural-edificado e Inmaterial-está en grave riesgo por los llamados proyectos de muerte:  minería a cielo abierto, gasoductos, hidroeléctricas, biopiratería, urbanización salvaje, presas, trenes, parques industriales, entre otros.

Diez años antes, en el sexenio del genocida Luis Echeverría Álvarez, se emitió la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos. En sus primeros artículos, la ley señala  

ARTICULO 1o.- El objeto de esta ley es de interés social y nacional y sus disposiciones de orden público.

ARTICULO 2o.- Es de utilidad pública, la investigación, protección, conservación, restauración y recuperación de los monumentos arqueológicos, artísticos e históricos y de las zonas de monumentos.

La Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Instituto Nacional de Bellas Artes y los demás institutos culturales del país, en coordinación con las autoridades estatales, municipales y los particulares, realizarán campañas permanentes para fomentar el conocimiento y respeto a los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos.

Artículo 4to. Las autoridades de los Estados, Territorios y Municipios tendrán, en la aplicación de esta Ley, la intervención que la misma y su Reglamento señalen.

Al igual que muchas leyes e inclusive, mucho de los derechos inscritos en nuestra Constitución, son simple letra muerta y más aún, son violados sistemáticamente por aquellas y aquellos que han jurado defenderlas.

 

 

El caso de San Juan Xiutetelco

 

San Juan Xiutetelco es una pequeña población enclava en la Sierra Norte de nuestro estado, se encuentra ubicado en la sierra nororiental en la vertiente serrana costeña hacia el Golfo de México.

El actual territorio de Xiutetelco forma parte del simbólico y mítico Totonacapan, espacio ocupado por la cultura totonaca a la llegada de los españoles en el año de 1519  

En la época prehispánica, en la comunidad se asentaron tres culturas: la olmeca, la totonaca y la mexica. Así mismo se habla que la zona también estuvo habitada por grupos y pueblos, otomíes, mazatecos y toltecas.

La región fue testigo del paso de las tropas de los conquistadores españoles comandadas por Hernán Cortés hacia Tenochtitlán en agosto de 1519, como lo consigan los cronistas de la época.

En 1552 al llegar los españoles y sus aliados Tlaxcaltecas al nororiente de Puebla, sometieron los señoríos de Mexcalcuauhtla, Ttepetzitlan pacuiloyan, Xochitetelco Atlascaneo y Chinauipa. Estos dos últimos se negaron a ser integrados al nuevo régimen, sin embargo, tras notificaciones de castigo aceptaron las aguas bautismales y su sometimiento al pueblo rector de Teziuhyo Tepetzintlan como lo marca el Acta de Fundación de Teziutlán fue el 15 de mayo de 1552.

En 1607, la comunidad de San Juan Xiutetelco quedó sujeta al partido de Teziutlán y con la llegada de la religión (católica) a Xalacingo, esta hizo remitir una capilla dedicada a San Juan Bautista debido las prácticas en torno al respeto al agua y la cosmovisión que aún daba continuidad; dicha parroquia se construyó en un antiguo sitio arqueológico y frente a ella se erigió un campanario sobre un basamento piramidal

Actualmente, el municipio de Xiutetelco cuenta con una población de 42,943 habitantes de acuerdo con el Censo del INEGI 2020. El ingreso económico de la población de Xiutetelco depende básicamente de la agricultura, algunas otras personas en edad productiva se desplazan a Teziutlán a trabajar en la maquila de ropa. La fabricación de fuegos pirotécnicos es también una fuente importante de ingresos.

 En el municipio se hablan las siguientes lenguas originarias: Náhuatl (333 habitantes), Totonaco (34 habitantes) y Chinanteco (8 habitantes). Censo de Población y Vivienda 2020 (Censo 2020).

El Chinanteco es una lengua que se habla en el Estado de Oaxaca, lo que nos habla de un que ha existido un importante fujo migratorio.

La tasa de analfabetismo de Xiutetelco en 2020 fue 14.4%., muy por arriba de 4.7% de promedio nacional. Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA)

En 2020, 61% de la población se encontraba en situación de pobreza moderada y 14.1% en situación de pobreza extrema. La población vulnerable por carencias sociales alcanzó un 20.5%, mientras que la población vulnerable por ingresos fue de 1.95%.

En el mes de abril de cada año, se lleva a cabo una misa de acción de gracias al santo patrón de la comunidad, San Juan Bautista, a quien se le piden  lluvias abundantes.

La festividad grande en la comunidad, son los 24 de junio de cada año

De acuerdo con una creencia popular que proviene de la época colonial, cada 24 de junio en la zona central de México cae una fuerte precipitación conocida como el “cordonazo de San Juan”, con la que inicia la temporada de lluvias. Este momento se asocia con el inicio de las lluvias, las siembras y la agricultura.

En la época prehispánica, en junio se realizaban los festejos al dios Tláloc, por ello, los evangelizadores quisieron empatar esta celebración prehispánica con el Día de San Juan.

Recordemos que Tláloc era la deidad de la lluvia, cuyo nombre proviene del náhuatl tlaloctli, «Néctar de la tierra».

 

 

Los estudios arqueológicos de Xiutetelco

 

El Dr. José García Payón sitúa a Xiutetelco como una ciudad importante dentro de la sierra poblana que debió ser habitada a partir de los siglos IV y V de nuestra era, debido a la importancia que contenían las relaciones y contactos con el Tajín. Los datos concuerdan con la arqueología de la primera época de Xiuhtetelco y con la de Tajín…..Durante los siglos IV y V se pobló la sierra de Puebla y se iniciaron las construcciones de ciudades como Xiuhtetelco, Yohualichan y el Tajín, y en la línea Macuilquila, Ayotochco, Papantla correspondientes a la cuenca del Rio Apulco o Tecolutla, en donde se hayan numerosos centros arqueológicos sin explorar (García Payón, 1958: 239).

Son cuatro pirámides principales, formando una cruz latina, distante entre sí trecientos metros por eje, la que va al fondo es la más alta; está construida de tierra, sin piedra; las otras tres son de tierra y piedras, sin argamasa. En el dibujo – en el que no aparecen las hierbas ni los sembrados que cubren todo el lugar, para hacer resaltar las formas de los monumentos- , muestra, enfrente y a la izquierda del observador, una gran plataforma y detrás de ella, dos pequeñas; estas plataformas de dos metros de altura, tienen cimientos de piedra, lo mismo las otras a la derecha del croquis, se ve en este una pequeña pirámide situada entre la grande y la derecha y la del fondo. La altura de esta última es de veinte metros: las otras pirámides tienen escasamente doce metros de altura (Lombardo, 1933: 34). La revista de Arqueología Mexicana, en su edición especial número 34 del año 2010  menciona lo siguiente: Estas fueron tan importantes para los habitantes de esas épocas que se encontraron cubiertas bellamente de revoco o estuco como es llamado, con elementos en colores como verde, azul y rojo mismo que fueron corroborados por Lombardo y Payón durante sus investigaciones.

En 1994, en la mesa llevada a cabo en Teziutlán sobre los vínculos entre Cantona, Xiutetelco y Filobobos,  el arqueólogo Carlos Cedillo presentó una propuesta de delimitación del sitio arqueológico de Xiutetelco mencionó que esta había sido aceptada por la dirección de registro arqueológico. (Mesa redonda Zonas arqueológicas. Cantona, Filobobos, Xiutetelco, 1994. Teziutlán, Pue).

Hasta donde tengo entendido y a pesar de las graves y evidentes muestras de  destrucción de la zona arqueológica, hasta nuestros días, no se ha emitido la declaratoria correspondiente por parte de lNAH  con fundamento en los artículos 5to y 5to Bis de la Ley Federal sobre monumentos y zonas arqueológicas, artísticas e históricos de zonas. Tampoco los presidentes municipales que han pasado hasta ahora han elaborado un proyecto de desarrollo municipal que tenga como eje la protección de la zona. De 13 pirámides que había, ya sólo quedan cuatro.

En mayo del 2015, pobladores de esta entidad "!lamentaron que el crecimiento de la mancha urbana, aunado al descuido y desinterés de las autoridades municipales, ha propiciado la destrucción del lugar. Señalaron que en las inmediaciones han sido instalados establecimientos comerciales, talleres mecánicos y casas habitación." (Piden habitantes de Xiutetelco que INAH rescate zona arqueológica | Municipios Puebla | Noticias del estado de Puebla).

Mas recientemente, en 2018, el presidente de la Organización Cultural Xiuhtecutli, Prof. Rafel Julián Montiel denuncio que integrantes del cabildo  pretendían construir un centro recreativo dentro de un sitio arqueológico  (El Popular, Exhiben destrucción de zona arqueológica en Xiutetelco (elpopular.mx).

 A finales de los años 80 y principios de los 90, el Prof. Rafael Julían Montiel, cual Robinson Crusoe, se ha dio a la tarea de proteger lo poco que queda de la zona arqueológica a la par de la construcción de un Museo Comunitario que inició en un espacio muy humilde y con escasos materiales técnicos que ayudaran al resguardo adecuado de las piezas. Actualmente el Museo reúne un poco más de 3000 piezas, la inmensa mayoría, registradas ante el INAH.

 A mediados de los años 90 se dio un caso que involucro al INAH-Puebla pues se denunció ante el MP federal a un arqueólogo responsable del sitio, quién no frenó la destrucción de una pirámide para la construcción de un chiquero y se presumía contubernio entre el arqueólogo y la persona que estaba desmontando la pirámide. Lo menos que se esperba de lINAH, era que llevara a cabo una profunda investigación de los hechos, sin embargo, el INAH sólo cambio al arqueólogo de adscripción. ¡Total impunidad!

Está actitud de personal de lNAH-Puebla se suma a la destrucción del cerro sagrado y ceremonial del Yeolotépetl en la comunidad nahua de Cuaxicala, Huauchinango, Pue en 2012-2013 para el paso de un gasoducto, sabemos por la vox populi, que el proyecto contó con el aval de un arqueólogo de la dicha institución y nunca consultaron a la comunidad, siendo comunidad indígena. Otro caso el resguardo y conservación de la pirámide de Tepalcayotl en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, cd de Puebla.  A casi un año de la denuncia de destrucción de la zona arqueológica de Teopanzolco en Huauchinango, Puebla. a manos de una mina propiedad del diputado federal, Marco Antonio Natale, los habitantes del lugar no conocen el dictamen del arqueólogo del Centro  INAH-Puebla que realizó el diagnóstico e investigación del sitio. Guardan las investigaciones y dictámenes como si fueran secretos de estado.

 

 

En una gran mayoría de políticos, funcionarios, servidores públicos, investigadores y científicos, priva una mentalidad patrimonialista (Max Weber, dixit) tanto de los recursos económicos como de la información que tienen. El Patrimonio Cultural no es de su propiedad, ellos sólo lo custodian. El Patrimonio es del pueblo de México no de los investigadores o funcionarios públicos.

La zona arqueológica de Xiutetelco está nuevamente en acecho. En abril pasado, miembros de la organización Xiuhtecutli, le informaron al  I.N.A.H. que “a 5 metros de la pirámide dedicada a “Tlaloc” (agua) estaban limpiando con maquinaria pesada del propio presidente municipal Baltazar Narciso Baltazar, ya que dicho predio es propiedad de la señora Manuela Córdova, prima de la esposa del presidente, con la finalidad de construir un supermercado; a la semana siguiente empezaron a excavar para cimentar las zapatas, se dio aviso al I.N.A.H. y al día siguiente se presentó el jurídico de lNAH a colocar sellos de clausura, dichos sellos fueron violados y la obra continuó en construcción”, nos comenta el presidente de la Asociación.

Los miembros del colectivo “Solicitamos la pronta intervención a las dependencias que les corresponda, ya que, si no se hace algo al respecto, en máximo 10 años ya no quedara nada de nuestro centro ceremonial ancestral de Xiutetelco. …..sin embargo mientras algunas personas sin escrúpulos están destruyendo las pirámides, por otra parte el museo comunitario arqueológico de Xiutetelco se ha convertido en el museo más completo de toda la región, ya que contamos con piezas registradas ante el I.N.A.H. son 3290 piezas y todos los días hay recorridos  guiados a visitantes propios y foráneos.”.

¿Que acaso con estas obras no se violan los artículos 47 y 52 de la Ley del INAH? Transcribo dichos artículos:

Art. 47. Al que realice trabajos materiales de exploración arqueológica, por excavación, remoción o por cualquier otro medio, en monumentos arqueológicos inmuebles, o en zonas de monumentos arqueológicos, sin la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se le impondrá prisión de tres a diez años y de mil a tres mil días multa.

Art 52. Al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado

Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos Federal

En Xiutetelco al igual que en otros partes del país, se está dando una gran transformación del paisaje natural, físico y cultural, a la par de la pérdida de identidad de los habitantes, vinculada al patrimonio arqueológico, histórico, cultural y natural a manos de la urbanización salvaje y los proyectos de muerte que vivimos  que no respetan ni a las  pequeña comunidades.

El 28 de septiembre, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto dijo en la mañanera que “Hoy México se constituye en el epicentro de la cultura mundial (...). México buscará que la cultura sea vehículo de diálogo entre las naciones, de entendimiento, de paz, de fraternidad entre los pueblos y esta es la tarea que tenemos que desarrollar, junto con el avance de los proyectos prioritarios del gobierno, podamos cuidar el patrimonio arqueológico, histórico, paleontológico y por supuesto también el patrimonio vivo.”

En Xiutetelco, estos buenos deseos han chocado y chocan con la realidad. ¿Hasta cuando se pondrá un freno a la destrucción del Patrimonio Histórico-Cultural?  ¡¡¡Un culturicidio más en nombre del progreso y desarrollo¿?!!!

Finalmente les pido  tengamos siempre presente el punto 25 de La Declaración de México, resultado de la Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales (1982)

 El patrimonio cultural ha sido frecuentemente dañado o destruido por negligencia y por los procesos de urbanización, industrialización y penetración tecnológica.

Habría que agregar que también se ha destruido por la corrupción e impunidad

 

                                             ¡2 de Octubre!

                              ¡Ni perdón, ni olvido!  ¡justicia!