SUSCRIBETE

1 Diciembre 2022, Puebla, México.

Qatar vs. los derechos humanos

Mundo /Justicia /Sociedad | Opinión | 17.NOV.2022

Qatar vs. los derechos humanos

 

Este domingo 20 de noviembre en punto de las 9 horas de México, dará inicio con la fiesta de inauguración el Mundial Qatar2022 con un espectáculo que dicen será mejor que los que hace Luis Miguel Barbosa en Puebla. Dicen que estarán cantantes como Shakira, BTS, Black Eyed Peas, J Balvin, Nora Fatehi, Patrick Nnaemeka Okorie, Trinidad Cardona, Davido, Aisha, es decir, será un super espectáculo. Los estadios donde serán los juegos se menciona que están espectaculares; que la ciudad de Qatar es una ciudad de ensueño, super moderna, elegante, impactante dicen, este mundial servirá para mostrarse al mundo esta ciudad de millonarios y multimillonarios que se construyó en medio de un desierto y mostrar que ellos lograron domar al desierto y los demonios que ahí habitan.

La FIFA y los mundiales de futbol  son ceremonias y competencias como lo son los Juegos Olímpicos, buscan sacar y provocar lo mejor de las personas, incentivando romper con el racismo, las violenciasdignificando derechos humanos, a través de diversas acciones como las medidas realizadas contra la discriminación que realiza la afición mexicana derivado de aquel triste y lamentable grito que hacen los mexicanos cuando va a patear el balón el portero del equipo rival; pero esto no lo hacen solo por ser buenas y puras personas. Ellas como todos los demás nos regimos por normas y la FIFA tiene su propio estatuto que se regula y en particular el artículo 3 de dicho estatuto dice: “La FIFA se compromete a respetar todos los derechos humanos reconocidos internacional y se esforzara por promover la protección de estos derechos”, por lo mismo es que no pueden tolerar actos que vayan en contra de los derechos humanos como lo es ese lamentable grito que hace la afición mexicana.

 

Qatar 2022, un mundial manchado por el abuso a trabajadores migrantes

 

Por lo anterior es que a nosotros en Voz Ciudadana como a muchos defensores y activistas de todo el mundo se nos zarandean los cables cuando el Mundial avalado por la FIFA se realizará en Qatar, ya a cuatro días de que inicien. Una ciudad identificada por ser una de las que más violan derechos humanos, no solo las autoridades, sino su misma normatividad, sus instituciones y su propia cultura y tradiciones.

Reiterativamente violentan derechos humanos, en particular la población trabajadora migrante que continúa sufriendo abusos laborales y teniendo dificultades para cambiar de empleo libremente. Las restricciones a la libertad de expresión aumentaron en el periodo previo a la Copa Mundial de la FIFA de 2022. Las mujeres y las personas LGBTI continuaron sufriendo discriminación en la ley y en la práctica.

En Qatar la población migrante no puede cambiar de empleo libremente y esto se agrava aún más cuando se trata de las trabajadoras domésticas internas a causa de su aislamiento en el domicilio del empleador o empleadora, que era también su lugar de trabajo, poniéndolas en alto riesgo incluso de ser expulsadas del país, arrestadas o sometidas.

La población trabajadora migrante continúa siendo víctima de robo de sus salarios por parte de sus entidades de trabajo o patrones sin tener acceso a la justicia, dejándolos en situaciones de muy alto riesgo y sometimiento; en su mayoría se les sigue pagando menos del salario mínimo recientemente estipulado sin que los trabajadores migrantes tengan a una autoridad laboral justa les auxilie en sus demandas.

Las autoridades continuaban sin investigar adecuadamente las muertes de los y las trabajadores migrantes, miles de los cuales habían fallecido de forma repentina e inesperada en Qatar durante el decenio anterior pese a haber superado las pruebas médicas obligatorias antes de viajar al país. Su inacción, que impedía evaluar si las muertes eran atribuibles a causas laborales, significaba que Qatar no protegía un elemento básico del derecho a la vida. También negaba a las familias afectadas la oportunidad de ser indemnizadas por la entidad empleadora o las autoridades.

La población trabajadora migrante tiene prohibido formar sindicatos o afiliarse a ellos. Pueden sumarse a los llamados comités conjuntos, iniciativa promovida por la patronal entidad hecha para simular la representación de las y los trabajadores donde la patronal es parte de estos comités, evidentemente dista mucho de respetar su derecho fundamental a formar sindicatos y afiliarse a ellos.

 

Qatar2022 La ausencia de investigaciones sobre las muertes de trabajadores  migrantes sume a sus familias en la desesperanza

 

En Qatar la libertad de expresión y libertad de reunión está prohibida para nacionales y extranjeros por igual, por ejemplos, el 4 de mayo, las autoridades sometieron a desaparición forzada al keniano Malcolm Bidali, blogero y activistas por los derechos humanos; A principios de agosto, miembros de tribus, principalmente de Al Murra, protestaron contra su exclusión de las elecciones a la Asamblea Consultiva. El 8 de agosto, el Ministerio del Interior declaró que había detenido y remitido a la fiscalía a siete hombres acusados de “usar las redes sociales para difundir noticias falsas y fomentar los conflictos raciales y tribales”. En noviembre, dos periodistas noruegos que investigaban la situación de la población trabajadora migrante fueron detenidos por entrar y filmar en propiedad privada, acusaciones que los periodistas negaron. Fueron interrogados sobre su actividad informativa y se les confiscó todo el equipo. Quedaron en libertad sin cargos 36 horas después.

Inexistencia de los derechos de las mujeres en Qatar tanto en la ley como en las costumbres qataríes pues el sistema de tutela masculina establece que las mujeres están ligadas a su tutor varón, habitualmente su padre o un hermano, abuelo o tío o, en caso de estar casadas, su esposo. Además, siguen necesitando el permiso de su tutor para tomar decisiones vitales clave como casarse, estudiar en el extranjero con becas públicas, trabajar en muchos puestos del gobierno, viajar al extranjero hasta cierta edad y recibir algunos servicios de salud reproductiva; La legislación relativa a la familia continuaba discriminando a las mujeres al dificultarles el divorcio y las mujeres divorciadas continuaban sin poder ejercer la tutela de sus hijos e hijas.

En Qatar es delincuente quien es homosexual o lesbiana, pues el Código Penal tipifica las relaciones homosexuales entre hombres como un delito punible con hasta siete años de prisión. Su artículo 296 especificaba los delitos de “conducir, instigar o seducir a un varón de cualquier manera para que cometa sodomía o disipación” e “inducir o seducir a un varón o a una mujer de cualquier manera para que cometa acciones ilegales o inmorales”. La pena de muerte está vigente y activada en Qatar.

Frente a todo lo anterior donde autoridades, población y sistema público está estructurado para violar derechos humanos sistemáticamente, la FIFA se ha hecho de la vista gorda frente a los millones de dólares que esta recibiendo y está por recibir por este magno evento; lo cierto es que la FIFA esta violentando su propio articulo 3º. De su estatuto, quedando en la ciudadanía mundial visibilizar, manifestarnos y señalar que Qatar es un Estado que viola derechos humanos y que la FIFA es cómplice también de la muerte de las miles de personas que misteriosamente perdieron la vida al construir los magníficos estadios que tanto se estarán presumiendo en estos días. ¿Cuantas personas mexicanas y del mundo serán detenidas en Qatar por ser personas y pretender ejercer sus derechos a la libertad de expresión, reunión o preferencias sexuales? ¿Cuántas mujeres serán violentadas por las autoridades y la población?

Aquí la video columna que trae algún dato más de lo aquí escrito. Chécala: