SUSCRIBETE

2 Marzo 2024, Puebla, México.

Encuentro de las Izquierdas / Gerardo Pérez Muñoz

Política | Opinión | 21.NOV.2023

Encuentro de las Izquierdas / Gerardo Pérez Muñoz

Ilustración tomda de la revista Nexos

El capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde los pies hasta la cabeza. Carlos Marx

El pasado sábado 18 --día histórico y emblemático tanto parta el país como para Puebla-- se llevó a cabo el Encuentro de las izquierdas socialistas y comunistas en el local del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear (SUTIN) en la ciudad de México. Entre las organizaciones convocantes al Encuentro estuvieron la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC “Dolores López); Central Unitaria de Trabajadores (CUT); Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI-ML); Colonias Unidas de Oaxaca (CUO); Coordinadora de Demócratas y Socialistas (CDyS); Convención Nacional Morenista (CNM); Foro Nacional de Militantes de Morena (FNMM); Grupo Arte y Pensamiento (GAP); Izquierda Democrática Popular (IDP); Morena Socialista (MS); Movimiento Comunista Mexicano (MCM); Movimiento Nacional Organizado (MONAE); Movimiento Socialista del Poder Popular (MSP); Movimiento de Unidad Socialista de Sinaloa (MUSS); Partido del Trabajo (PT); Revolución Popular Zacatecas (RPZ); Poder Desde los Movimientos y Organizaciones Sociales (PODEMOS); Red Socialista Militante (RSM).

El llamado al Encuentro

 

En el texto del llamado al Encuentro sus organizadores mencionan lo siguiente:

 

La crisis global del capitalismo (económica, ambiental y ecológica, social, política, cultural) se expresa de múltiples formas y distintos niveles y nos plantea el reto de construir una alternativa anti sistémica viable y con base social popular y organizada de masas. No obstante, la derecha y la ultra derecha continúan avanzado en diferentes países (Argentina) ante la falta de alternativas de izquierda que den respuesta a las demandas de las clases explotadas y oprimidas.

 

Los convocantes se plantean crear una  alternativa al capitalismo realmente existente (neoliberal) que padecemos en México y no sólo administrar o limarle las uñas a dicho capitalismo, sino verdaderamente luchar por desterrarlo de nuestra patria y horizonte, y se proponen como meta construir una gran organización o frente popular con un programa de transición a corto y mediano plazo, que permita derrotas inicialmente el capitalismo de la barbarie en el que vivimos. En el mismo documento y párrafos abajo mencionan que:   

 

El nuevo gobierno no ha roto de fondo con las políticas neoliberales. Aún está pendiente la recuperación de los salarios contractuales y la eliminación de la brecha salarial de género, falta una reforma fiscal progresiva que reduzca la brecha entre ricos y pobres, desprivatizar el sistema de pensiones, resolver de fondo el problema del intercambio desigual ente la ciudad y el campo, avanzar en el desmantelamiento del sistema patriarcal como objetivo de Estado, crear un auténtico sistema de cuidados, garantizar los derechos sexuales y reproductivos como el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y auditar la pesada deuda pública ilegal y odiosa que padecemos. Reconocemos que se han realizado importantes reformas progresivas en materia de salarios mínimos y derechos laborales, en el sector energético, en asistencia social y en el combate a la corrupción y el despilfarro, entre algunas otras, pero son insuficientes para transitar a una sociedad verdaderamente justa. No se le están regateando algunos avances al gobierno de la 4T, pero es justo reconocer que aún falta mucho por hacer.

 

Unidad en la Diversidad

 

Casi al final del documento los convocantes hacen un llamado a la  necesaria recomposición de una izquierda ecosocialista, anticapitalista, feminista y democrática que, sin caer en sectarismos o perder su identidad y autonomía, tenga la capacidad de unir fuerzas en torno de un proyecto político propio y alternativo que contribuya a evitar el regreso al poder de la(s) derecha(s), de formular un programa para profundizar el actual proceso de cambio y de impulsar un proceso de auto organización de las clases oprimidas y explotadas de nuestro país.

Propuestas de programa

 

A partir del 2018 se han logrado cambios importantes, pero estamos convencidos que profundizar la transformación sólo será posible con la puesta en marcha de un programa que contemple la participación organizada (y consciente) del pueblo; que evite la conducción centralizada del proceso y contenga una definición ideológica clara, de izquierda, que vaya más allá del combate a la corrupción, de la buena y honesta administración del erario, etcétera. Debemos impulsar el crecimiento económico con inversiones al sector agropecuario y a la empresa pública y apoyar a la empresa social; se requiere un programa que se proponga crear condiciones políticas y económicas nuevas y no limitarse a administrar con eficiencia y honestidad lo que ya existe, jugando siempre con las reglas del sistema que se pretende cambiar. Para avanzar en esta lucha emancipadora y liberadora, proponen para su análisis y discusión los siguientes puntos de un programa democrático, popular, anticapitalista y orientado al socialismo. Por cuestiones de espacio, solo enunciaré algunos puntos del programa presentado el sábado pasado:

 

 Puntos del programa

 

  • Democracia, como una forma de vida y base del poder popular. Construcción de gobiernos que respondan a los mandatos del pueblo, sirvan al pueblo y no se sirvan de él. La democracia no se agota en el voto, va más allá de la simple votación; tiene que ver con valores, principalmente.

 

  • Derechos inalienables de todo ser humano. Respeto pleno a la libertad y dignidad de las personas para que se desarrollen plena e integralmente, individual y colectivamente. Agregaría, defensa de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, (DESCA) y de los Derechos Civiles y Políticos.

 

 

  • Derechos de las Mujeres. Garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia en todos los ámbitos de su existencia, lo que implica el reconocimiento de la igualdad de género plena: jurídica, social, cultural, laboral, etc... Terminar con los feminicidios y la violencia sexual hacia las mujeres, niñas y niños. Respeto del derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y a la interrupción voluntaria del embarazo, por el aborto legal, seguro y gratuito.

 

  • Los derechos de las niñas y los niños. El cuidado, la protección, la salud y la educación de niñas y niños será prioridad del estado. Nunca más niños y niñas en la calle trabajando o pidiendo limosna.

 

 

  • Derecho a la vida, a la seguridad, a la paz y a la convivencia pacífica. Fomentar la cultura de la paz que establezca las bases de una paz estructural que logre un nivel mínimo de violencia y un máximo de justicia social y corrija la estrategia de la presencia del ejército en tareas de seguridad pública y administración.

 

  • Respeto pleno a los trabajadores, a la democracia, a la autonomía y a la libertad sindical. Defensa del derecho a la organización sindical, a la contratación colectiva, al derecho de huelga y a la participación de las organizaciones de los trabajadores en la gestión de sus centros de trabajo.

 

 

  • Defensa irrestricta a los derechos de los campesinos y pueblos originarios. Respeto a su autonomía, a sus formas de organización, a su vida democrática, a su gestión productiva, a su cultura; a ser debidamente informados y consultados para el usufructo de sus territorios y bienes naturales; respeto y aprobación de los Acuerdos de San Andrés. Considero que en este punto, faltó un pronunciamiento claro y fuerte para que sin dilación alguna, el Congreso de la Unión apruebe ya la reforma constitucional al artículo segundo que lo tiene secuestrado en las Cámaras de Diputados y Senadores.
  • Defensa y ampliación de los derechos humanos fundamentales. El derecho a la vida digna, el derecho al agua, a la energía eléctrica, el derecho al trabajo, a la seguridad social, a un salario digno, a la vivienda y alimentación, derecho a la educación, a la salud, derecho a la información, a la recreación, al deporte, a la ciencia y la cultura; a un medio ambiente sano; deben ser condiciones centrales para una vida digna, garantizados a todos los seres humanos sin ningún tipo de discriminación. ¡Todos los derechos para todos!

 

  • Por una pensión digna para todas y todos. Por un sistema de pensiones único, universal, solidario, nacional, público y social. Rechazo total a la privatización de las pensiones.

 

 

  • Por una educación pública gratuita, democrática, científica, laica y humanista. Destinar el 8% mínimo del PIB para el sector educativo por parte del Estado.

 

  • Fortalecimiento de la cultura. Defensa y Preservación del Patrimonio Cultural-Material e Inmaterial o Intangible. Impulsar una política pública que combata la discriminación y el racismo y sea un eje transversal de respeto hacia los pueblos  indígenas y afrodescendientes. Destinar el 1% del PIB al sector cultura (UNESCO).

 

 

  • Fortalecimiento y democratización de los sectores público y social de la economía.

 

  • Por un plan nacional de energías renovables y limpias. Faltó mayor análisis y discusión en éste punto y proponer alternativas junto con una propuesta de abandono de las energías fósiles y una posición más clara sobre la llamada crisis climática. ¡Cambiar el sistema, no el clima!

 

 

  • Por la reactivación productiva y sustentable del campo. Soberanía y seguridad alimentaria, abatir la pobreza de los agricultores. Prohibición del uso de agrotóxicos, evitar cultivos con transgénicos y el despilfarro del agua y de la tierra. Revertir la reforma Salinista del artículo 27 Constitucional, actualmente vigente en el gobierno del la 4T.

 

  • Suspensión del pago del servicio de la deuda pública y auditorías a las deudas contraídas.

 

 

  • Reforma fiscal progresiva que grave más al que más tiene.

 

  • Por un Banco de México al servicio del pueblo; renacionalización de la banca y el crédito como servicio público.

 

  • Por la defensa de la soberanía nacional y la paz mundial. Por un mundo justo y solidario. Paz justa y solidaridad entre los pueblos. Rechazo a todo tipo de saqueo, agresión, opresión y explotación de una nación sobre otra.

 

 

Faltaron de incorporar algunos temas como la necesaria reforma a la Ley de Radio y Televisión para democratizar los medios electrónicos de comunicación o bien la revisión de los tratados de Libre Comercio revisión (T-MEC y U.E), pero sin duda, fue un buen ejercicio y se avanzó en un programa que no se tenía-no hay que confundir proclamas con programa- y eso no es poca cosa. Propuesta que está abierta a su análisis, discusión y enriquecimiento por parte de los  movimientos, colectivos, organizaciones y sindicatos  que se quieran sumar a este esfuerzo e ir más allá de la simple coyuntura electoral.

 

Miscelánea.

 

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Que vuelen alto las hermanas Mirabal-Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, las Mariposas, que fueron cobardemente asesinadas por luchar en contra del dictador de República Dominicana, Rafael Leónides Trujillo.

Si me mata, yo sacaré mis brazos de la tumba y seré más fuerte. Minerva Mirabal