SUSCRIBETE

14 Junio 2021, Puebla, México.

Madres que buscan a sus hijos y encuentran esperanza

Universidades /Sociedad | Noticia | 19.MAY.2021

Madres que buscan a sus hijos y encuentran esperanza

Ibero Puebla

El reencuentro con la espiritualidad tras una tragedia nace del amor y la convicción de un porvenir más justo, afectuoso y marcado por el acompañamiento comunitario.

Aunque el Estado mexicano se constituya como laico, la fe y la justicia operan en conjunto para las miles de personas que, día con día, caminan hacia la verdad y la paz. Una cosa no puede entenderse sin la otra, pues ambas han de traducirse en acciones concretas para el bienestar de todo el mundo.

Las madres de las personas desaparecidas emulan la misión de Jesús de Nazaret: luchar por la justicia con bases amorosasCuando ayudamos a levantar a los demás comenzamos a sentir una mayor plenitud en la vida. El que vive una fe al servicio de los demás irremediablemente pasará por la justicia, expresó el P. Arturo González González, SJ, integrante Jesuita de la IBERO Puebla.

El Programa Universitario Ignaciano (PUI) de la Universidad organizó el foro Desaparición y Derechos Humanos, donde tres representantes de colectivos de búsqueda, compartieron sus saberes y sentires tras años de recorrido hacia el reencuentro con sus seres amados.

 

 

Tal es el caso de Virginia Garay Cázares, cuyo hijo menor desapareció el 6 de febrero de 2018 en Tepic, Nayarit. Ha podido replicar el acompañamiento que recibió al inicio de su búsqueda con otras compañeras se han incorporado a las labores de Guerreras en Busca de Nuestros Tesoros, A. C. La creación de este colectivo ha sido unirnos una madre más, una familia más.

Colectivo tiene casos pendientes de hasta 4 años; es negligencia en  periciales, acusa - Diario de Xalapa | Noticias Locales, Policiacas, sobre  México, Veracruz, y el Mundo

En Poza Rica, María Celia Torres Melo fundó el colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera a partir del secuestro de su hijo en 2011. En aquella época, tuvo complicaciones para obtener asistencia, tanto por parte de las autoridades como de sus amigos y familiares. A una década de su inicio, cerca de 180 familias se han vinculado a través del amor y el cuidado comunitario.

Juan de Dios, de 23 años, desapareció el 28 de abril de 2017. María Luisa Núñez Barajas, abogada, ha dado seguimiento a la carpeta de investigación por sus propios medios. A mediados de 2018 decidió fundar su propio grupo de búsqueda ante la falta de colectivos en su entidad. La Voz de los Desaparecidos en Puebla comenzó con dos madres; hoy lo conforman más de cien familias.

No tenemos nada que celebrarhttps://www.facebook.com/PUIIBEROPUEBLA/videos/858530715007752/