SUSCRIBETE

25 Julio 2021, Puebla, México.

Crónicas de guerra 10 / El Combate de San Juan Bautista

Cultura | Crónica | 14.JUL.2021

Crónicas de guerra 10 / El Combate de San Juan Bautista

Oscar Ernesto Hernández López

El objetivo de los marinos norteamericanos era tomar la capital de la entidad, es decir, San Juan Bautista.

A las seis de la tarde del 25 de octubre de 1846, los estadounidenses suspendieron el bombardeo sobre San Juan Batista, así se llamaba la ciudad de Villahermosa. Desistieron de continuar el ataque ante la imposibilidad de tomar la ciudad capital. Hacia la una de la tarde, el comodoro Perry y el capitán Forrest habían exigido la rendición inmediata e incondicional de los tabasqueños al mando del coronel Juan Bautista Traconis Rodríguez a la sazón gobernador del estado de Tabasco, amenazaron con demoler la ciudad y asesinar a toda la guarnición si no se cumplían sus mandatos. El ultimátum fue rechazado y los voraces norteamericanos se lanzaron sobre la ciudad suponiendo una fácil conquista.

Antecedentes

El Comodoro Matthew Calbrigth Perry era el comandante de la escuadra norteamericana compuesta por los vapores Mississippi y Vixen, los buques Petrita, Bonita, Reefer y Nonata, la goleta Forward y el buque de vapor Mc Lane. El objetivo de los marinos norteamericanos era tomar la capital de la entidad, es decir, San Juan Bautista. Para lograr su cometido se trasladaron a bordo de los buques de guerra Petrita, Nonata, Forward y Bonita.

Dos días antes, el día 23 de octubre, los estadounidenses habían tomado el puerto de Frontera, la operación se les facilitó porque este puerto carecía de guarnición militar, destruyeron los barcos que se encontraban anclados en el muelle, de esta manera impedían las operaciones comerciales. Además establecieron ahí su base militar con 200 marinos encabezados por el teniente Walsh. Al día siguiente, parte de la flota norteamericana se introdujo navegando por el río Grijalva con rumbo a San Juan Bautista. En el camino, al llegar al Fuerte Acachapan fueron atacados por la guardia mexicana, se entabló un breve combate en el que los yanquis vencieron gracias a su superioridad numérica y mejor armamento y siguieron su camino hacia San Juan Bautista. Ahí se llevó a cabo lo que se conoce como la Primera Batalla de Tabasco.

 

La Primera Batalla de Tabasco

 

Luego de que el ultimátum del día 25 fuera rechazado por el coronel Juan Bautista Traconis, las naves yanquis sometieron a un despiadado bombardeo los edificios y posiciones del centro de la ciudad. Tras dos horas de castigo a la población con un fuego intenso, el capitán Forrest al mando de cien marinos a bordo de tres lanchones de combate intentan desembarcar cerca de la iglesia de la Concepción, no lo logran porque son rechazados por el fuego mexicano, arremeten cuatro veces más siendo siempre rechazados de igual manera.

Los disparos desde los buques yanquis sobre San Juan Bautista se producen de manera continua, una bala pega en el asta bandera del Cuartel General y la rompe, la bandera cae al suelo, el coronel Traconis montado en su caballo dirige la defensa y está de espaldas al cuartel, por eso no de percata de lo que ha sucedido con la bandera. Los yanquis suponen que es un signo de rendición y el comodoro Perry ordena suspender el fuego. Traconis se asombra de la repentina calma, un soldado mexicano le informa que la bandera ha sido derribada durante el combate. Perry envía una comisión a confirmar la supuesta rendición, pero Traconis aclara que es un mal entendido, que no hay tal rendición y que seguirá luchando y anuncia las acciona que va a emprender:

 

…diga Vd. al Comodoro Perry que la plaza no se rinde ni se rendirá jamás; porque por un azar de la guerra la bandera se ha venido abajo; que no tengo otra asta para tremolarla de nuevo, pero que la voy a fijar en la torre de la iglesia que por fortuna tengo cerca; que lo aviso para que si quiere dirija sus fuegos sobre dicha torre, y lo haga con la seguridad de que o soy muerto o pongo la bandera de mi patria en la cruz de hierro que está en el remate de la torre…

 

La resistencia tabasqueña causó importantes bajas entre los marinos norteamericanos, entre ellos un hijo del comodoro Perry. Convencidos de que les sería imposible desembarcar y penetrar en la ciudad, decidieron regresar a sus barcos y reiniciar el cruel bombardeo.

Al día siguiente se reinicia el bombardeo desde los barcos norteamericanos, el fuego es indiscriminado, las bombas caen en casas y calles con la intención de causar pánico y someter a la población, pero a pesar de la tremenda destrucción de inmuebles y de la gran cantidad de muertos tanto de militares combatientes como de personal civil, no hay rendición. El comodoro Perry intenta dos asaltos más, pero fracasa.

 Al no conseguir el éxito, Perry y sus marinos se retiran a Frontera, pero se llevan como botín tres goletas mexicanas, un paileboat[1] y un bergantín.

 

Consecuencias

 

La guerra México-Estados Unido se prolongó por más de un año, los norteamericanos establecieron en Frontera una flota a la que llamaron “mosquito”, impusieron un bloqueo naval en toda la zona impidiendo la navegación perjudicando a San Juan Bautista, Palizada, El Carmen, Coatzacoalcos logrando dejar a Tabasco en un total aislamiento.

 

El gobernador Juan Bautista Traconis, ante la imposibilidad de recibir ayuda del gobierno de la República, desesperado, decide desconocer al presidente Mariano Salas y a partir del 9 de noviembre declara la independencia de Tabasco y se considera en la total libertad de organizar su territorio como mejor la parezca para atender las necesidades de la guerra, sin embargo su iniciativa no recibe apoyo alguno.

El diario El Republicano publicó un duro artículo en contra del coronel Traconis, el periódico decía que el gobernador y defensor de San Juan Bautista había disuelto el Colegio Electoral que pretendía elegir al Diputado que representaría a la entidad en el congreso de la República con el pretexto de la invasión norteamericana y con la finalidad de permanecer en el mando y omitir información sobre los derechos de una fragata que había desembarcado en su jurisdicción.

La prensa golpeaba el prestigio del vencedor de los norteamericanos, pero de lo que no cabe la menor duda es de que el coronel Juan Bautista Traconis fue un valiente y digno defensor de la patria ante la injusta y ventajosa invasión de las tropas de un estado canalla: Estados Unidos de América.

Traconis, al quedarse completamente solo, se ve obligado a reconocer nuevamente la autoridad del gobierno del centro, pero tiene que entregar la gubernatura a  Justo Santa Anna, un político originario de Macuspana, luchador incansable contra el centralismo que antes del conflicto con el país del norte fue expulsado de Tabasco a causa de sus ideales y encarcelado en San Juan de Ulúa y otras cárceles nacionales.

Los enemigos políticos de Traconis lograron que fuera encarcelado y en calidad de preso fue conducido a México, ahí fue absuelto y participó el 20 de agosto de 1847 en la batalla de Churubusco.

 

 

Mientras se libraban cruentas batallas en el camino del alevoso ejército yanqui hacia la ciudad de México, el 16 de junio de 1847 caía San Juan Bautista en manos de las tropas invasoras luego de tres días de lucha, a estos combates se le conoce como La Segunda Batalla de Tabasco. Hubo combates en La Ceiba, Acachapan, el Fuerte Iturbide y en las calles de la ciudad capital del Estado, de poco sirvieron los obstáculos colocados en el Río Grijalva con la intención de detener las naves norteamericanas, los tabasqueños pelearon con gran valentía y heroísmo, pero finalmente sucumbieron ante la superioridad armamentística de los invasores. Domingo Echegaray, general en jefe de la defensa tabasqueña tuvo que ordenar retirada, las tropas mexicanas sobrevivientes se instalaron principalmente en Atasta y Tamulté, se declaró Tacotalpa como capital provisional mientras el comodoro Perry nombraba como gobernador del estado de Tabasco al general Gershom J. Van Brunt.

Sin embargo, los tabasqueños no se dieron por vencidos, el gobernador mexicano Santa Anna y Miguel Bruno organizaron guerrillas que continuamente hostilizaban al invasor manteniéndolos sin descanso ni sosiego causándoles importantes bajas, todos los días varios soldados gringos aparecían muertos. Los yanquis respondían incendiando casas, confiscando propiedades y clausurando comercios a tal grado que la ciudad quedó paralizada y prácticamente en ruinas. Luego de un mes de ocupación yanqui, agotados por los constantes ataques de la guerrilla tabasqueña, los invasores abandonan la ciudad de San Juan Bautista el 22 de julio de 1847, en su retirada incendiaron parte de los pocos inmuebles que aún no habían sido alcanzados por los terroristas norteamericanos.

 

REFERENCIAS

Mestre Ghigliazza, Manuel. (1948)  Invasión norteamericana en Tabasco 1846-1847. Documentos. UNAM.

Carmona Dávila, Doralicia. Los invasores norteamericanos fracasan en su intento de tomar San Juan Bautista (hoy Villahermosa) Tabasco. Memoria Política de México. Consultado en http://www.memoriapoliticade mexico.org/efemérides/10/25101846.html el 2 de julio de 2021.

De la Cruz, Rafael (2015). Primera Batalla de Tabasco. Consultado en http://es.scribd.com/doc/267431838/primera-batalla.de.tabasco el 7 de julio de 2021.

Flores López, Mario Óscar y Amador Martínez Ángel (S/F) General de Brigada de Infantería de Marina Juan Bautista Traconis Rodríguez (1809-1870) Consultado en

https://www.gob.mx/cms/uploads/aploads/attachment/file/3394/juanmarinosdistinguidos.pdf. El 7 de julio de 2021

Wikipedia. Justo Santa Anna. Consultado en https://es.wikipedia.org/wiki/justo_santa_anna el 8 de julio de 2021

[1] es una goleta, muy rasa y fina, de vela que ha tenido múltiples usos desde barco mercante, nave de pesca hasta yate de recreo.