SUSCRIBETE

19 Septiembre 2021, Puebla, México.

Contigo estamos querido, generoso, viejo amigo / Memoria breve de José Luis Pandal (1955-2021)

Sociedad | Noticia | 23.JUL.2021

Contigo estamos querido, generoso, viejo amigo / Memoria breve de José Luis Pandal (1955-2021)

Sergio Mastretta

 
Murió José Luis Pandal. Corre ahora mismo en su entorno la pena que nos embarga.
Se van los amigos. Hace un mes se fue Gustavo Rodríguez Zárate.
Hoy un amigo de los viejos, mi compañero de banca desde el kínder. Ahí estamos con él sus compañeros que le sobrevivimos en el 6A del Oriente en 1967. El segundo de izquierda a derecha en la tercera fila de arriba para abajo. Identificarlo desde esos ojos niños que nos miran y sostienen su futuro. Faltan también de esa fotografía Sergio Hidalgo Aguilar, Óscar Macip Monterrosas y Pablo Salgado Aguilar. La vida breve los llevó por los rumbos en los que solo queda la memoria. Grata, nostálgica, la memoria de los amigos por los que siempre seremos eternos.
Escribió en Mundo Nuestro hace apenas unos días la conseja de su madre para el hijo escribidor:
"Tú tienes el don de la palabra, el talento para la literatura, no puedes refugiarte en lo que tu hija llama 'el síndrome del impostor' para justificar no seguir escribiendo -"es que me falta oficio, desconozco las reglas y la técnica básica"-, aún entre toses y ahogos, porque le debes a tu hija e hijo, a tu nieta y nietos, a tu nuera y a tu hermana lectora, a tus amigas y amigos, a tanta gente que te ha hecho el favor de leer lo que has escrito durante muchos años, el empeño de seguir contando historias, para que tu voz - de la que queda poco, sí, pero aún se escucha- perdure en el tiempo."
"Cuenta, inventa, escribe --se dijo para sí José Luis--, entre toses y fatigas, mientras puedas. Ese es el sentido de tu vida."
El sentido de la vida. Escribir para los otros, a corazón abierto,hata el último latido. Ayer, mi generoso amigo.
Con José Luis se ha ido una de las voces más claras, pulidas y recias del tiempo poblano que nos ha tocado vivir a quienes nacimos en el medio siglo pasado. Una voz lúcida y corrosiva, por tanto alegre y comprensiva, consciente siempre de que este mundo nuestro se guarda en la fortaleza de un corazón generoso.
Contigo estamos querido viejo amigo...
 

CONTENIDO RELACIONADO