SUSCRIBETE

19 Octubre 2021, Puebla, México.

Una historia de amor en la historia natural - Porfirio Tepox Cuatlayot

Naturaleza y sociedad /Cultura /Deportes | Crónica | 1.OCT.2021

Una historia de amor en la historia natural - Porfirio Tepox Cuatlayot

Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

Ir de camino por la naturaleza/ Novena crónica

Caminar por los senderos artesanales también es una invitación para caminar por la historia natural, pues de ésta brota un mundo pleno de vida, fresco y sorprendente. En estos escritos, los puntos de contacto entre la historia y la naturaleza, al reunirse en un punto intermedio, sitúan a cada caminante en un horizonte más amplio.

En esta caminata, en la cual se recorren los senderos del ayer como los del hoy, la vida se fusiona con las palabras para describir escenarios naturales, clasificaciones zoológicas y botánicas, y hasta historias de amor como aquella que dejó impresa Fray Bernardino de Sahagún en su HISTORIA GENERAL DE LAS COSAS DE NUEVA ESPAÑA.

En este libro, está registrada una pequeña ave llamada cocotli. A decir de Sahagún, esta ave recibió este nombre, porque los mexicanos de entonces las escucharon decir coco coco, coco coco. Razón suficiente para dejar grabado este canto en su mismo nombre: cocotli.

Asimismo, Fray Bernardino apunta que esta tonada: coco coco, coco coco era recitada con insistencia cuando una de las aves buscaba a la otra en el instante en que habían sufrido la separación. Es oportuno decir que la constancia de este canto de las cocotli corresponde a su forma de vida monogámica, pues solo se casan una vez, y por esto, tal como se imprime en esta historia cuando una falta, la otra la llama con su voz para ir a su encuentro.

En estos párrafos, podemos ver que la historia natural, a los caminantes, nos entrega acontecimientos del pasado mexicano, grabados con mucha hondura. Hechos, que, al despertar, nos dan la posibilidad de escalar las cumbres más altas de los valores humanos, pues la vida monogámica representada en la simbiosis de las pequeñas cocotli, solo puede ser una metáfora del amor, de este amor que cita José Rubén Sanabria en torno a la obra de G. Marcel: “un amor que ni envejece ni muere ni puede causar decepción, un amor que hace a la persona amada participante de la eterna presencia.”

Por la brevedad de este trabajo y para dar termino a este escrito, sugerimos que los caminantes debemos aprender a leer la vida, no solamente la de los caminos artesanales, sino también la que habita en la historia natural tal como lo recomendó Guillermo Hernández Flores, nuestro querido Padre Memo: “a la vida hay que leerla siempre como entre líneas, menos como quien calcula y más como quien adivina el misterio”.      

 

CONTENIDO RELACIONADO

Ir de camino por la naturaleza / Crónica primera - Porfirio Tepox Cuatlayotl 

Ir de camino por la naturaleza / Crónica primera - Porfirio Tepox Cuatlayotl 

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

La amistad en los senderos - Porfirio Tepox Cuatlayot

La amistad en los senderos - Porfirio Tepox Cuatlayot

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

DEL MISMO TEMA

Metáforas Botánicas - Porfirio Tepox Cuatlayot

Metáforas Botánicas - Porfirio Tepox Cuatlayot

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz