SUSCRIBETE

5 Diciembre 2021, Puebla, México.

Ciudad /Política /Gobierno /Sociedad | Opinión | 16.OCT.2021

"La prisa se tropieza en sus propios pies". Para leer el primer discurso de Eduardo Rivera

Sergio Mastretta

 

De la toma de posesión de Eduardo Rivera como alcalde destaco un hecho: en ninguna de las 261 palabras con las que describe las veinte acciones para los 120 primeros días de su gobierno aparece la palabra agua.

Un segundo hecho: la idea de que Puebla es una metrópoli formada por al menos una veintena de municipios sobrepoblados, muchos de ellos tlaxcaltecas, aparece dos veces, una vez en la acción primera sobre la coordinación intermunicipal en seguridad pública, y otra en la quinta, sobre un Corredor de Ofrendas y el Festival “La muerte es un sueño”.

Un tercer hecho: la palabra diagnóstico se ocupa de nueva cuenta y únicamente para el tema de la seguridad, en la acción tercera.

Lo que se ve no se juzga, se dice en México. El estrenado alcalde no aprovechó la oportunidad de ofrecer una visión estratégica para la ciudad de Puebla.

Eduardo Rivera arranca su segundo mandato ocho años después. Esa condición es la que más le favorece y lo que más podemos agradecer los ciudadanos. ¿Por qué entonces esta impresión primera de un discurso sin perspectiva estratégica?

Recojo la frase que subraya el propio boletín del portal municipal: "Vamos a escribir un nuevo capítulo en la historia de Puebla en el que todos seremos protagonistas del cambio. No llegamos a aprender, llegamos a gobernar y a dar soluciones, no tenemos tiempo que perder. ¡Sociedad y Gobierno estamos listos para Corregir el Rumbo de Puebla!".

Podemos entender que a los alcaldes vecinos el tema del agua no les preocupa mayormente y que sus ciudadanos los someterán de inmediato con la exigencia de acciones que frenen la violencia descarnada que impera en toda la metrópoli. Pero identificar como problema prioritario el de la seguridad pública no puede dejar de lado la necesidad urgente de proponer las mínimas bases de un proyecto estratégico que empiece por identificar los problemas estructurales y las condiciones históricas que los han generado. La ausencia en su discurso del conflicto estratégico por el agua en el valle de Puebla como tema capital en la preocupación de un nuevo gobierno obliga a pensar en otras ausencias posibles y que de ninguna manera nos remiten a un futuro lejano. La vocación industrial, por ejemplo, sometida en gran medida a la dependencia cada vez mayor en el clúster automotriz maquilador. O la degradación de la Cuenca Alta del Atoyac, irreversible, casi diríamos, en su paso del río por la ciudad de Puebla, una catástrofe por supuesto ligada al problema del agua. O la ciudad y sus guetos pobres y amplísimos esparcidos en centenares de colonias proletarias, en buena medida irregulares en la tenencia de la tierra y precarias en los servicios básicos de movilidad, abasto, educación, deporte, esparcimiento y cultura.

Lo expongo también con una ausencia más en el discurso de Eduardo Rivera: los centros de conocimiento, que muchos y buenos tiene la ciudad. De lado quedaron la BUAP, la Ibero Puebla, la UDLAP (y su conflicto), la UPAEP. ¿Por qué no plantar una alianza estratégica con ellas? ¿Por qué no financiar con recursos municipales la investigación y el análisis de alternativas para tan graves y siniestros problemas?

“No tenemos tiempo que perder”, dice el nuevo y de nuevo alcalde.

Dice también el dicho: la prisa se tropieza en sus propios pies.

O para versar en la mentalidad que regresa con el nuevo Ayuntamiento, me pondré evangélico: “Pero si alguno anda de noche, tropieza, porque la luz no está en él.” (Juan 11.10)

 

Aquí las 261 palabras con las que Rivera Pérez enumeró las primeras veinte acciones con las que se entretendrá en los primeros meses.

 

En Seguridad:

  1. Coordinación Intermunicipal de Seguridad.
  2. Más de 100 operativos especiales para inhibir el robo.
  3. Diagnóstico sobre la situación actual de inseguridad del municipio.

 

En Economía:

 

  1. Arrancará el Plan Maestro de la Central de Abasto.
  2. El Corredor de Ofrendas y el Festival “La muerte es un sueño” que por primera vez se hará con los Ayuntamientos del área Metropolitana.
  1. Mejora Regulatoria Integral para que la mayoría de los trámites sean en línea y desde casa.
  2. Apertura de negocios a la Palabra, para que puedan abrir y después hacer los trámites.

 

En Salud:

  1. Puebla tendrá las primeras consultas de Médico Contigo.
  2. 10 Estancias Infantiles, comenzando en el Barrio de San Juan.
  3. Se promoverá la capacitación para las mujeres de manera gratuita.
  4. Arrancará la Agencia Municipal contra el Acoso Sexual.

 

En espacios públicos y servicios:

 

  1. Se comenzará a sembrar un árbol por cada niño y niña del Municipio.
  2. Regresarán talleres y eventos culturales a las colonias, Unidades Habitacionales y Juntas Auxiliares.
  3. Se pondrá en marcha el programa Mano a mano con nuestras Juntas Auxiliares, entregándoles material para obras de pavimentación.
  4. En los primeros 120 días se rehabilitarán 8 parques de la ciudad.
  5. Se ejecutarán 20 proyectos que implican 265 calles del Programa Mil Calles.

 

Además:

 

  1. Se hará una Reingeniería dentro del Ayuntamiento para que estos recursos se traduzcan en más obras y servicios para la ciudad.
  2. Comenzará la construcción de más de 5 mil viviendas.
  3. Trabajos de poda y limpieza en camellones.
  4. Campeonato Mundial de Fútbol