SUSCRIBETE

17 Enero 2022, Puebla, México.

Austeridad y congruencia: el jet set de la 4T / Carlos Figueroa Ibarra

Naturaleza y sociedad /Gobierno | Opinión | 9.NOV.2021

Austeridad y congruencia: el jet set de la 4T / Carlos Figueroa Ibarra

Carlos Figueroa Ibarra

La 4T tiene en su seno a una élite que se confunde con la del período neoliberal

 

Escribo estas líneas horas después de haber visto en la conferencia de prensa mañanera, la reacción del presidente Andrés Manuel López Obrador ante las noticias de las circunstancias de la boda de Santiago Nieto. Dijo que las mismas eran “un asunto escandaloso” a pesar de ser un asunto privado. Recordé inmediatamente la polémica que despertó en Morena hace tres años un escándalo similar con motivo de la suntuosa boda de César Yáñez en septiembre de 2018. Como ésta aconteció en Puebla, casualmente caminaba por las inmediaciones de la iglesia de Santo Domingo, por ello pude presenciar el espectáculo en medio de una multitud que la miraba afuera de las rejas que circundan el atrio. Me sentí mal al advertir a gente de escasos recursos mirando cómo una suerte de nuevo jet set de la 4T con sus mejores galas, saludaba mientras caminaba en una alfombra roja hacia el interior del templo.

No sabía yo en ese momento que se trataba de la boda de un personaje sumamente cercano a Andrés Manuel. Me indigné más al saberlo y expresé el malestar que me ocasionaba el hecho. Algunos de mis compañero/as de Morena apoyaron mi postura, otro/as dijeron que no había nada malo en tanto que la dispendiosa boda se había hecho con dinero privado. El malestar del presidente en la conferencia de prensa mañanera, confirma que, en su opinión, la austeridad republicana no se limita a un uso honrado y sobrio de los dineros públicos, sino a un estilo de vida que no puede reproducir un boato insultante en un país con una gran mayoría de población en situación de pobreza y miseria.

Dijo el Presidente “es un asunto escandaloso aún cuando se trate de un acto privado”, y agregó que habría que recomendarles a los servidores públicos que actúen con moderación y austeridad y que sigan el precepto de Juárez acerca de la justa medianía. El vuelo privado de invitados a la boda en Guatemala, la presencia de Juan Francisco Ealy Ortiz, director de El Universal, con 35 mil dólares en efectivo, y también el que viajara en dicho vuelo Paola Félix Díaz, ahora exsecretaria de Turismo de la Ciudad de México, revela un hecho chocante para mí. La 4T tiene en su seno a una élite que se confunde con la del período neoliberal, que acompaña su despilfarro y molicie, y que más allá de las diferencias ideológicas o políticas (si es que realmente las hay) comparte su distinción con respecto a la gran mayoría del pueblo mexicano.

Además, observo cómo paulatinamente la clase política neoliberal arriba a Morena y se confunde con la que fue creación de la Cuarta Transformación. A los advenedizos que recibimos en 2018 para asegurar un triunfo amplio y blindado contra el fraude, se han agregado en los últimos tres años, panistas y priistas de hueso colorado. En el plano regional han aparecido los caciquismos regionales cuya esencia es la mediación prebendal con el poder en turno. Pongo varios ejemplos de esa fusión de clases políticas: 1. Gabriela Jiménez, excandidata a diputada federal por Morena a cuya reciente boda con un probable pariente de Alonso Ancira asistieron como invitados notables Felipe Calderón y Margarita Zavala. 2. Enrique Doger Guerrero, exrector neoliberal de la BUAP quien ahora aparece como gran defensor de la 4T. 3. Manuel Espino, conspicua figura panista quien probablemente sea el candidato de Morena a la gubernatura de Durango. 4. Paola Félix Díaz, quien se enorgullece de su ancestro Porfirio Díaz y está vinculada al mundo de la derecha más conservadora.

De Antonio Gramsci aprendí que lo nuevo siempre llevaba en su seno lo viejo. El éxito de una transformación sucedía cuando lo primero prevalecía sobre lo segundo. Cuando lo segundo se imponía, entonces aparecía lo que Gramsci llamó de diferentes formas: revolución pasiva, transformismo. Ese hecho que acontece cuando la tesis termina devorando a la antítesis, fue consagrada con la expresión “gatopardismo”, tomada del espíritu de la novela El Gatopardo (1958) de Giuseppe Tomasi di Lampedusa“Que todo cambie para que todo siga igual”.

Falta mucho para afirmaciones tajantes, pero allí está esa lucha entre lo nuevo y lo viejo.

 

CONTENIDO RELACIONADO