SUSCRIBETE

17 Enero 2022, Puebla, México.

En Teopanzolco lo que está probado es la ausencia del Estado en décadas

Naturaleza y sociedad /Gobierno /Economía | Noticia | 12.ENE.2022

En Teopanzolco lo que está probado es la ausencia del Estado en décadas

Mundo Nuestro

La acción de clausura por las autoridades de los tres niveles de gobierno el 11 de enero en la pedrera del diputado Marco Antonio Natale en Huauchinango llegó al menos diez años después. El Ayuntamiento, la Secretaría de Medio Ambiente estatal y el Centro INAH Puebla se presentaron y plantaron sellos de clausura y oficios de suspensión de actividades, mientras averiguan. Los responsables de la pedrera no presentaron las autorizaciones correspondientes: ni licencia de funcionamiento, ni manifestación de impacto ambiental, ni nada que supusiera un aval de la dependiencia responsable de la conservación del patrimonio histórico de México.

Así que clausuraron. Y por supuesto, se difundieron las fotografías del suceso:

Clausuran mina del diputado Natale Gutiérrez por falta de permisos

Cuestionado por Mundo Nuestro la mañana del 12 de enero, esto es lo que ha revelado el director del Centro INAH Puebla, Manuel Villarruel:

"En efecto, ya suspendimos nosotros. Ante la magnitud y lo agreste del sitio, ayer hicimos un primer reconocimiento de superficie.  Si detectamos elementos patrimoniales, pero necesitaremos un trabajo a mayor profundidad.  Nuestra esfera de actuacion es distinta a la Mediobiental, en la cual es mas facilmente detectar daños, por lo que necesitaremos ahondar en la prospección. Mientras tanto, como te comenté,  ya se suspendió para evitar posibles daños, en lo que continuamos con nuestro procedimiento."

Nunca es tarde reza el dicho. 

Pero la interrogante es simple, y se extrae de una búsqueda en Google Earth sobre la existrencia física de la pedrera en el paso del tiempo. Y si no es posible observar un registro físico en las fotografías satelitales por lo menos hasta el año 2007, cuando la plataforma de Googel presenta una fotografía con vistas detalladas en ese punto de la Sierra Norte de Puebla, la pedrera alcanza una área de 8.85 hectáreas claramente devastada por la extracción del material explotado por la empresa del diputado Natale Gutiérrez:

 

La vista hasta el año 2007:

 

La vista del año 2011:

 

La imagen resume el hecho evidente y patético: la ausencia del Estado en la defensa del medio ambiente y la impunidad con la que una empresa y un político pueden actuar mientras se infringe abiertamente la ley, salvo la denuncia realizada por la periodista Leticia Animas en el añó 2016, no hay un registro que indique que alguien, ya sea en la prensa o a través de un oficio gubernamental, haya señalado el impacto brutal que sobre esa ladera serrana produjo la extracción minera.

En el fondo, la verdadera pena es que esta pedrera tiene más de veinte años operando, pues devastar nueve hectáreas de monte no se hace en tres días. Ahora todos nos desgarramos las vestiduras mientras el tal Natale se ríe de nosotros  y, de paso, de las instituciones del Estado, incluido entre ellas el INAH. En el ridículo, y como actores principales junto a las dependencias públicas, los medios de comunicación y las organizaciones civiles ambientalistas.