SUSCRIBETE

6 Octubre 2022, Puebla, México.

Puebla y la eterna ocupación informal del suelo / Assenet Lavalle Arenas

Ciudad /Sociedad /Gobierno | Gráfico | 3.ABR.2022

Puebla y la eterna ocupación informal del suelo / Assenet Lavalle Arenas

Assenet Lavalle Arenas

 

En diversos espacios he insistido en por qué es urgente prevenir la generación de nuevos asentamientos informales en Puebla (estado, municipios y capital). ¿Qué ha sucedido? Parece que nada. Y ya confirmamos que no es un tema estático: ante la débil capacidad institucional de los gobiernos, las ocupaciones informales proliferan, la ciudad se expande, la complejidad del problema se acrecienta y la calidad de la vida urbana se menoscaba.

Observamos el incremento de la importancia de las redes sociales en la comercialización de bienes y servicios por estos días. Al igual que las ofertas de autos o de zapatos, he encontrado anuncios de suelo, en mayor cantidad en la capital del estado: todo indica que se trata de operaciones al margen de la ley, de lotificaciones que buscan comercializar predios vacantes, algunos de ellos con evidente vocación agrícola, carentes de los servicios públicos y a donde parece no llegar ninguna autoridad. Aquí un ejemplo recientemente visto en Facebook:

 

 

 

 

 

 

 

 

Ylas ofertas en las redes...

 

 

 

Y los volantes y los pegotes en los postes...

 

 

Padecemos también el problema de las lonas y carteles repartidos en todo el estado que, de manera pública, anuncian ventas de predios presuntamente informales. Recientemente encontré estas tres:

 

 

 

 

¿Cómo es que ninguna autoridad hace algo para controlar el problema? Pienso que la respuesta se encuentra en una mezcla fatal: por un lado, los gobiernos no identifican la informalidad y la inequidad en el acceso al suelo, así como las graves consecuencias que esto acarrea, sumado al cíclico uso clientelar y oportunista del tema, especialmente previo y durante los procesos electorales (los pobladores de los asentamientos precarios e informales siempre han representado una buena base de votantes a cambio de dádivas, comúnmente justificadas como “programas sociales encaminados al bienestar”), aunado a la inexistente voluntad política para llevar a cabo acciones integrales y contundentes.

 

Mtra. Assenet Lavalle Arenas

Marzo, 2021