SUSCRIBETE

6 Octubre 2022, Puebla, México.

Coyomeapan: el grito patrio de un pueblo en rebelión contra el cacicazgo

Sociedad civil organizada /Gobierno | Noticia | 18.SEP.2022

Coyomeapan: el grito patrio de un pueblo en rebelión contra el cacicazgo

Mundo Nuestro

 

Coyomepan ha desaparecido de las primeras planas de la prensa. El asesinato de tres personas a manos de policías estatales el 9 de mayo pasado ha quedado en el olvido. Le dejan fuera de la historia diaria de las infamias nuevos crímenes y una gran variedad de malandrines a la orden del día. Se cambia de tema con la naturalidad con la que en verano se pasa del sol a la sombra sin mayor aviso.

El pasado 9 de septiembre se cumplieron cuatro meses de lo sucedido. No olvidan, lo gritan los pobladores de Coyomeapan.

 

Un grito que tiene en la palabra resistencia la profundidad de su rebelión.

Y sin embargo, cuánto de lo que ha ocurrido en esa comarca serrana en el extremo sur oriental del estado explica las mecánicas del poder en Puebla. En un municipio de no más de 15 mil habitantes que tienen como lengua madre el náhuatl y como circunstancia histórica el aislamiento y la pobreza se ha construido un cacicazgo que da cuenta de lo que significan los pequeños poderes rurales para los grupos de poder fáctico que se apoderan de las estructuras del Estado en nuestro país. Es la realidad de la política de Puebla que tarde o temprano termina en la narrativa de la violencia y la muerte, como lo sucedido hace dos meses en un paraje de la carretera que baja a la tierra caliente de la costa veracruzana.

A partir de preguntas simples pensar en Coyomeapan, con sus comunidades enclavadas en las montañas que llamamos Sierra Negra: ¿cómo se construye un cacique de pueblo en el siglo XXI? ¿Cuántos hilos forman la trama con la que se reproduce un grupo de poder en una pequeña región, como tantas, en el estado de Puebla? Y en el extremo opuesto, otra pregunta da cuenta de la complejidad de esta historia: ¿Por qué los gobernadores –y no vayamos muy lejos en el tiempo, doce años, los que lleva la familia Celestino Rosas en control de la presidencia municipal de Coyomeapan— Mario Marín, Rafael Moreno Valle, Antonio Gali Fayad y, ahora, Miguel Barbosa, todos ellos en su propia rueda de la fortuna del poder, se involucran como asunto propio en la disputa por la alcaldía de un municipio indígena extremadamente pobre y  perdido en un rincón perdido del estado?

Será porque los poderes fácticos se atraen y se repelen  como imanes que tuvieran vida propia, y como peces chicos o grandes se mueven en el azaroso territorio en el que se disputa el control del dinero público, las leyes y sus jueces y, primero que nada, los ministerios públicos sin los que no se puede alcanzar y sobrevivir en la imperiosa lucha por el poder en la que se enfrascan estos políticos. La política no es un asunto de partidos y proyectos de nación, es un asunto de estructuras y alianzas entre personas y grupos de poder particular que solo se comprenden como relaciones de fuerzas amigas o enemigas. Así entiendo el involucramiento del gobernador Miguel Barbosa en el conflicto político por el poder en Coyomeapan que ya ha derivado en el asesinato de tres personas a manos de policías estatales y en el encarcelamiento injusto en el que se mantiene todavía al día de hoy a Gonzalo Martínez Herrera,  una de las cuatro detenidas en septiembre de 2021 por su movilización en contra del cacicazgo.

Puede ser una imagen de 4 personas, personas de pie y texto que dice

El pasado 9 de septiembre se cumplieron cuatro meses de lo sucedido esa tarde en un paraje solitario de la Sierra Negra. Lo gritan los pobladores de Coyomeapan.