SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

Neurociencia: la importancia de la primera infancia para el desarrollo del individuo / Carlos Rodríguez Giacintti

Sociedad civil organizada /Ciencia y tecnología /Cultura /Sociedad | Opinión | 27.OCT.2022

Neurociencia: la importancia de la primera infancia para el desarrollo del individuo / Carlos Rodríguez Giacintti

De cero a tres, Acompaña tu vuelo / Congreso virtual 7 de noviembre

 

Mundo Nuestro. Carlos Rodríguez Giacintti nos propone en este artículo sobre la Neurociencia la importancia de la estimulación y la creación de lazos afectivos en la primera infancia para el desarrollo de los individuos. Nos lleva a conocer el trabajo que desarrolla la fundación De Cero a Tres, sin fines de lucro, rumbo a su primer Congreso Virtual, "Acompaña su Vuelo", con especialistas nacionales como la Doctora Ana Serrano (Proyecto DEI) e internacionales como el Doctor Stuart Shanker, especialista canadiense y una eminencia en Neurociencias sobre el estrés infantil. 

Neurociencia. La importancia de la primera infancia para el desarrollo del individuo

Dentro de nuestra cabeza existe un órgano excepcional que está conformado de billones de células, su composición, estructura y redes, son las responsables de interrelacionarnos con nuestro entorno; el cerebro humano es uno de los órganos más complejos y fascinantes, está formado por una red de conexiones, que se comunican a través de células nerviosas y tienen una actividad eléctrica y química constante.

La mayoría de nosotros desconocemos que existe una disciplina dedicada al estudio de la estructura del sistema nervioso. El estudio del cerebro desde el punto de vista biológico abarca muchos niveles a través de diferentes disciplinas de estudio​ desde el puramente molecular hasta el específicamente conductual y cognitivo. En su nivel más complejo, diferentes disciplinas de las neurociencias se combinan con la psicología para crear la neurociencia cognitiva​, la que hoy en día proporciona una nueva manera de entender el cerebro y la conciencia, situación que está cambiando la concepción actual que existe acerca de los procesos mentales implicados en el comportamiento y sus bases biológicas. Las neurociencias ofrecen un apoyo a la psicología con la finalidad de entender mejor la complejidad del funcionamiento mental. Las neurociencias no dicen cómo funcionan las neuronas en el encéfalo para producir la conducta, y cómo están influidas por el medio ambiente y lo que es más importante aún: cómo aprende nuestro cerebro, cómo guarda información y cuáles son los procesos biológicos que facilitan el aprendizaje. Estos científicos estudian cómo se desarrolla y funciona un sistema nervioso típico, los trastornos y las enfermedades que causan problemas al crecimiento o funcionamiento del sistema nervioso.

 

Foto cortesía Fundación De cero a tres.

 

Aquí un ejemplo de algo que suena muy complejo pero que en realidad es algo que hacemos todos los días: Cuando alguien lee estas palabras, su cerebro envía señales a los músculos del ojo para ayudarlo a seguir la línea de texto. Al mismo tiempo, los ojos cambian las palabras en señales que viajan a través de las neuronas hasta el cerebro. El cerebro decodifica estas señales para “leer” las palabras. Luego, el cerebro busca en la información almacenada ─incluidas las memorias─ para darle significado a las palabras por sí solas, y luego darle significado a lo que las palabras dicen en conjunto. El proceso completo ocurre casi de forma instantánea, que es una prueba más de que el sistema nervioso es maravilloso.

Aprendizaje y Neurociencia

Los avances en neurociencias han permitido comprender cómo funciona el cerebro en la adquisición de nuevos conocimientos. Se ha demostrado que, ya sea en las aulas o en la vida, no se consigue un conocimiento al memorizar, ni al repetirlo una y otra vez, sino al hacer, experimentar y, sobre todo, emocionarnos. Las emociones, el aprendizaje y la memoria están estrechamente relacionadas. Desde el punto de vista de la neurociencia educativa, la inteligencia es un concepto multidimensional, por eso un ambiente de aprendizaje debe llevar a los niños a explorar, pensar y expresar sus ideas a través de una variedad de diferentes códigos.

Neurociencia y educación

Los niños aprenden “socialmente”, construyendo activamente la comprensión y los significados a través de la interacción y dinámica con el entorno físico, social y emocional con los cuales entran en contacto. La neuroeducación recomienda que durante los primeros años de vida los niños estén en contacto con la naturaleza y no se les fuerce a permanecer sentados y quietos mucho tiempo, pues a esas edades es cuando se construyen las formas, los colores, el movimiento, la profundidad con los que luego se tejerán los conceptos. Para poder madurar, es decir, crear nuevas redes de neuronas, el cerebro necesita experiencias nuevas. De los 10 a los 12 años, en cambio, el cerebro está específicamente receptivo a aprender aptitudes, por lo que es el momento de potenciar la comprensión de un texto y de que aprendan a razonar de forma matemática. Y, en la adolescencia, el cerebro es plenamente emocional.

Elementos claves en el proceso educativo

Muchas personas han olvidado el nombre de las civilizaciones antiguas o la fórmula matemáticas pero, en cambio, recuerdan lo divertidas que eran las clases de ese profesor en especial (cada uno tendrá el suyo) que despertaba su interés con ejercicios prácticos e historias sobre cada tema; fue él quien consiguió despertar tu atención e interés, y por el que decidiste estudiar lo que después estudiaste… La emoción es fundamental en el aprendizaje, para quien enseña y para quien aprende. Ese profesor hizo que la información en clase la captásemos por medio de nuestros sentidos y para que después pasara por el sistema límbico o cerebro emocional antes de ser enviada a la corteza cerebral, encargada de los procesos cognitivos. Dentro del sistema límbico, la amígdala tiene una función esencial: es una de las partes más primitivas del cerebro y se activa ante eventos que considera importantes para la supervivencia, lo que consolida un recuerdo de manera más eficiente.

Otro factor que activa la amígdala es la sorpresa. El cerebro es un órgano al que le gusta procesar patrones (entender cosas que se repiten siempre de la misma forma); es la manera como se enfrenta al mundo que lo rodea. Ahora bien, todo aquello que no forma parte de esos patrones se guarda de manera más profunda en el cerebro. De ahí que usar en la clase elementos que rompan con la monotonía benefician su aprendizaje.

Por último, la empatía (el acercamiento emocional) es la puerta que abre el conocimiento y con él la construcción del ser humano.

 

De Cero a Tres

En México existe, desde hace diez años, una asociación sin fines de lucro que busca informar y capacitar a madres, padres, promotores y cuidadores de niños de 0 a 3 años sobre la importancia de la estimulación y la creación de lazo afectivo para el desarrollo infantil. Esa asociación es De Cero a Tres.

Su MISIÓN es fortalecer el desarrollo de niños de cero a tres años desde la familia, como inversión social.

Su VISIÓN que todos los niños mexicanos inicien su vida con vínculos afectivos sólidos, sin interferencia de estrés tóxico para lograr un desarrollo social y emocional sano

Argumentos desde las Neurociencias

La ciencia señala que los primeros tres años de vida son cruciales para el desarrollo cerebral de los seres humanos; éste triplica su tamaño debido a las conexiones neuronales que se generan a partir de las experiencias e interrelaciones que viva el pequeño durante este tiempo.

Los primeros años son la oportunidad para cimentar al desarrollo infantil. La importancia de las interacciones receptivas con adultos atentos significa que las buenas prácticas parentales son fundamentales para el desarrollo cerebral y la creación de una base sólida para el futuro del niño.

La interacción responsiva se refiere a: una sonrisa afectuosa, un abrazo reconfortante, jugar a esconderse y reaparecer para hacer reír al bebé, dialogar haciendo eco al balbuceo, participar en actividades que estimulen su mente e imaginación. A velar por que los niños tengan la mejor nutrición y salud posible. A brindarles protección contra la violencia o el abandono y el estrés tóxico

Estas acciones relativamente sencillas tienen un impacto tan profundo en su desarrollo a corto y largo plazo, en su educación y en sus futuros éxitos que hace que cada momento al lado de tus hijos sea la labor más importante y trascendente de tu vida como padre.

La interacción del niño con amor, juegos, comunicación, canciones y lecturas por parte de un adulto afectuoso durante sus primeros años de vida no es tan sencilla como parece. Tiene una importante función neurológica. Las interacciones responsivas contribuyen a fortalecer el desarrollo cognitivo, físico, social y emocional. Los neurólogos lo denominan “receptividad mutua”.

 

 

 

La fundación De Cero a Tres, con motivo de su décimo aniversario, organizó un Congreso Virtual que ha denominado “Acompaña su Vuelo”, para padres de familia para quienes buscan respuestas para un mejor desarrollo de sus niños, con más de 45 ponentes de talla nacional e internacional, en conferencias, entrevistas y charlas estilo “ted talk”, el cual inicia el próximo 7 de noviembre y cuyo contenido estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2022, en la página de Internet www.deceroatres.org/congreso