SUSCRIBETE

14 Abril 2024, Puebla, México.

Basurero en Calpan provoca nueva rebelión campesina / Sergio Mastretta

Naturaleza y sociedad /Gobierno /Sociedad civil organizada | Noticia | 22.MAR.2024

Basurero en Calpan provoca nueva rebelión campesina / Sergio Mastretta

Nueva rebelión campesina. Una vez más el enojo de los pueblos cholultecas. Y de nueva cuenta las consecuencias negativas que para la sociedad poblana tiene la ausencia de una verdadera política estratégica de ordenamiento territorial en el valle de Puebla.

Por lo pronto cerraron el paso de la carretera que une a San Pedro Cholula con San Andrés Calpan el jueves por la mañana y este día viernes, lo que obligó al ayuntamiento de Choilula --uno de los principales usuarios del relleno-- a supender las actividades de recolección de basura en todo su municipio. Este mismo día llegó la amenaza del secretario de Gobernación Aquino de desalojar el plantón con la  fuerza pública.

Por ello el reclamo expresado en esta fotografía:

 

Y con una nitidez mayor el descontento contra las autoridades de todo orden en la imagen que presentamos en portadilla:

 

 

La movilización la llevan adelante vecinos de varias localidades de la región que se han unido en la Unión de Pueblos y Fraccionamientos contra el Basurero de Calpan, quines con sombrillas de por medio fueron a disputarle al sol el control de este sitio ubicado al centro de la región agrícola al poniente de Cholula con la comunidades de San Gregorio Zacapechpan, San Buenaventura Nealtican, San Andrés Calpan, Domingo Arenas, Ahuatepec, Huejotzinglo, San Francico Coapan, San Juan Tlautla y Santa María Zacatepec.

 

 

Una tras otra las cuentas del reclamo campesino: la construcción de un drenaje industrial hacia el arroyo Metlapanapa en Santa María Zacatepec; el enésimo intento de planta de tratamiento de aguas residuales en Santa Ana Xalmimilulco con todo el propósito de amparar la construcción de un proyecto masivo de viviendas que intenta la empresa particular Casas ARA. El turno del llamado relleno sanitario intermunicipal manejado por particulares instalado desde el 2015 en la carretera que comunica a Cholula con la comunidad de San Andrés Calpan.

De relleno a tiradero. Imaginado como un relleno sanitario enfrenta ahora el enojo campesino por la posible contaminación de los mantos acuíferos por los lixiviados que produce la basura que llegan a tirar desechos camiones de los municipios de Juan C. Bonilla, Calpan, San Pedro y San Andrés Cholula, Tecuanipan, Nealtican, Ocoyucan, Huejotzingo, Chiautzingo, Domingo Arenas, Coronango, Cuautlancingo, Xoxtla, Tlaltenango y San Nicolás de los Ranchos.  Todo un territorio. Las denuncias, que señalan tambien el hecho de que se tiran ahí desechos de alto risgo provenientes del estado de Oaxaca, provocaron que en febrero pasado se clausurara por unas cuantas horas el tiradero, Las imágenes siguientes exponen la profundidad que ya alcanzan las excavaciones:

 

Imagen tomada de La Jornada de Oriente.

 

Como en el tema de la contaminación del Atoyac por las aguas industriales y municipales sin tratamiento en el río Atoyac, el problema de la ubicación y buena operación de un relleno sanitario nos compromete a todos. El señalamiento que hacemos aquí es hacia la responsabilidad gubernamental por la ausencia de un verdadero programa estratégico de ordenamiento territorial. Las autoridades que tomaron la decisión de instalar el relleno de Calpan en el centro de una zona de cultivo milenaria seguramente lo hicieron en respuesta a la urgencia de remediar el desastre que los gobiernos municipales de la región tenían armado a la hora de deshacerse de la basura generada en sus localides. Pero diez o quince años después lo que se tiene es una insurreción popular en contra de la ubicación misma del relleno --tiradero, dicen mucho mejor los vecinos que lo sufren. La pregunta que hacemos es hacia la capacidad de aplicación de medidas urgentes relacionadas con la devastación ambiental que forman parte de verdaderas programaciones estratégicas de largo plazo. En Xalmimilulco instalaron con el gobernador Mario Marín una planta de tratamiento en 2006, que nunca funcionó: la misma que reinaguró muy altivo en el 2013 Rafael Moreno Valle; abandonándola al día siguiente; ahora, en el mismo lugar, anuncian la construcción de una nueva PTAR. ¿Qué campesino de la región puede creerle al gobirno que las cosas serán distintas porque la autoridad lo dice?

El resultado es la rebelión campesina.

Ayuda a entender la gravedad de este conflicto, que es de todos, una perspectiva de la región que permite contemplar la voracidad con que la mancha de los centros avanza sobre el territorio campesino.

 

Y también el paso del tiempo en la operación de un sitio de disposición de la basura, llámesele tiradero o relleno sanitario:

 

En marzo de 2014 el sitio es utilizado simplemente como basurero local.

 

En el mes de agosto de 2017 ya es propiamenete un relleno sanitario.

 

En abril de 2024 el sitio enfrenta la rebelión campesina.

 

Uno tras otro los movimientos populares en contra de la ocupación del territorio campesino por la mancha urbana. El agua siempre como conflicto de fondo. Y como marco de explicación de esta devastación ambiental que provoca el crecimiento caótico de las ciudades, la ausencia de políticas públicas democráticas verdaderamente estratégicas. No la han realizado uno tras otro los gobiernos poblanos. Tampoco este que cierra con Céspedes Peregrina el sexenio de Miguel Barbosa.