SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

300 000 colmenas de abejas muertas: por un México sin plaguicidas / Revista Nexos

Naturaleza y sociedad | Investigación | 22.MAY.2024

300 000 colmenas de abejas muertas: por un México sin plaguicidas / Revista Nexos

Eric Vides Borrell, Irma Gómez y Rémy Vandame

Revista Nexos. Estimamos que a nivel nacional se han perdido más de 301 000 colonias de abejas en los últimos diez años. Es sumamente preocupante que los plaguicidas más frecuentemente encontrados en las abejas intoxicadas en todo el país son el fipronil e insecticidas de la familia de los neonicotinoides, mismos que están prohibidos en otros países, en particular en la Unión Europea, justamente por su toxicidad hacia las abejas.


Eric Vides Borrell. Investigador por México, Secretaria Ejecutiva de la CIBIOGEM, Conachcyt

Irma Gómez. Investigadora asociada, Proyecto "Abejas y Territorios, El Colegio de la Frontera Sur.

Rémy Vandame. Investigador titular, departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente, El Colegio de la Frontera Sur.

20 de mayo se conmemora el día mundial de las abejas. Un día para celebrar la enorme diversidad de abejas presente en nuestro país, pero también un día para compartir que registramos más de 300 000 colmenas de abejas muertas en México, y para reflexionar sobre los problemas que enfrentamos para conservar dicha diversidad.

En México hay más de 2100 especies de abejas nativas, lo cual representa el 10 % de la diversidad mundial de abejas estimada en poco más de 20 000 especies. De estas 2100 especies, sólo 46 pertenecen a la tribu de los meliponini, también conocidas como abejas sin aguijón, las cuales son sociales y producen y almacenan miel; en años recientes han ganado popularidad por su carisma, así como por el rico sabor de su miel, su origen mesoamericano, su estética y el que no piquen. 

Abejas y agricultura, el lado tóxico de la relación

Según el informe sobre polinizadores de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), los factores que más afectan la diversidad de polinizadores, incluyendo a las abejas, son el cambio de uso de suelo, los plaguicidas, en particular los insecticidas, la siembra de cultivos genéticamente modificados y el cambio climático. Hay que recordar que las abejas (Apis mellifera) vuelan para recolectar polen y néctar una distancia de hasta 2 km; sin embargo, pueden volar mayores distancias. Esta característica significa que las abejas están expuestas a plaguicidas utilizados en decenas o centenas de parcelas, lo cual las vuelve particularmente vulnerables a la exposición a estos productos químicos que los agricultores vecinos a los apiarios utilizan en sus cultivos a lo largo del año.

LEER EL ENSAYO COMPLETO EN REVISTA NEXOS