SUSCRIBETE

19 Octubre 2021, Puebla, México.

El encuentro con la belleza- Porfirio Tepox Cuatlayot

Cultura /Deportes /Naturaleza y sociedad | Crónica | 8.OCT.2021

El encuentro con la belleza- Porfirio Tepox Cuatlayot

Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

Ir de camino por la naturaleza/ Decima crónica

“Y nadie como él para descubrir la naturaleza, para advertir la bella alegría de las arboledas, de los campos florecidos, de las aguas ansiosas de humedecer las tierras, pues él, es decir, el mismo ser humano es un caminante hacia la belleza: homo viator in pulchritudinem.”  Con estas palabras de Alejandro Ostos-Ávila, iniciamos un nuevo escrito sobre el arte de recorrer los caminos artesanales y hacemos una invitación a los itinerantes de la naturaleza para estar atentos a cada paso de su caminar, pues llegará el instante de su encuentro con la belleza de los paisajes en los escenarios naturales.   

El punto de contacto entre la belleza de la naturaleza y la retina del alma de los itinerantes puede ser el murmullo de un río, una imagen del cielo, la blancura de las nubes de otoño, un amanecer y atardecer de invierno, el resplandor de las estrellas, el silencio de la noche, el aroma del bosque, el canto de las aves, las caricias del viento, la soledad del invierno, o una pequeña flor y su fragancia que muchos senderistas hemos encontrado en nuestros recorridos.

Para acudir a esta reunión es indispensable caminar en los bosques, senderos artesanales y praderas, pues esto hace posible el encuentro con la belleza. Este caminar es una actividad que acontece en cualquier estación del año, ya que el desplazamiento hacia la belleza puede suceder en el invierno silencioso, en la resurrección de la vegetación en la primavera, en la plétora de colores del majestuoso verano, en el caer de las hojas que es símbolo de que ha llegado la estación otoñal y su misterio. El requisito de esta reunión es caminar, escuchar cada paso y estar atento a este encuentro. También es conveniente agregar que cada caminante debe respetar su ritmo de desplazamiento, así como respeta cada latido de su ser.

Finalmente, solo queremos añadir lo siguiente: nunca es tarde para ir al encuentro con la belleza ancestral y nueva. Ahí está siempre, esperando a cada senderista. Por esto, conviene repetir y memorizar el siguiente pensamiento de los indios navajos de América, y hacerlo nuestro compañero de senderos: “Camino con la belleza de frente a mí. Camino con la belleza a mis espaldas. Camino con la belleza bajo mis pies. Camino con la belleza arriba de mí. Camino con la belleza en torno a mí. Todo ha regresado a la belleza”

 

CONTENIDO RELACIONADO

El encuentro con nuestras raíces - Porfirio Tepox Cuatlayot

El encuentro con nuestras raíces - Porfirio Tepox Cuatlayot

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

Espejos de agua - Porfirio Tepox Cuatlayot

Espejos de agua - Porfirio Tepox Cuatlayot

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

DEL MISMO TEMA

Metáforas Botánicas - Porfirio Tepox Cuatlayot

Metáforas Botánicas - Porfirio Tepox Cuatlayot

| Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz