SUSCRIBETE

19 Octubre 2021, Puebla, México.

El arte tradicional de México regresa al Palacio de Bellas Artes / Emma Yanes Rizo

Cultura | Opinión | 10.OCT.2021

El arte tradicional de México regresa al Palacio de Bellas Artes / Emma Yanes Rizo

Emma Yanes Rizo

Premio Grandes Maestros en el Palacio de Bellas Artes

Puede ser una imagen de interior

La exposición Grandes Maestros del Patrimoniio Artesanal de México 2021, en el Palacio de Bellas Artes.

 

En ocasión de la Premiación de Grandes Maestros en el Palacio de Bellas Artes

Bienvenidos artesanas y artesanos de México, Teresa Cruz, Germán Montoya, Leticia Gómez, Bertha Miranda, Martín Jiménez, Justino Martínez, Marina Martínez, Abel Ávalos, Esteban de la Cruz Miranda, Martín Díaz, Fructuoso Zalapa, Josué Eleazar Castro, Martina Navarro, Leonardo Vázquez, Daniel Franco, Mariana Estela Montoya, Sseven Rendón, Samuel Torres, Ignacio Netzahualcóyotl, Aurelia Ojeda, Arturo Estrada, José Abdón y Francisca Palafox. Es un honor compartir con ustedes este espacio. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Detalle de cazuela de barro natural realizada por Teresa Cruz Jiménez, mujer mixe, de Tamazulapam del Espíritu Santo, Oaxaca.

Hoy estamos de manteles largos. Es el día en que el arte tradicional de nuestro país, representado por los creadores aquí presentes, regresa al Palacio de Bellas Artes, para conmemorar el centenario de la Primera Exposición Nacional de Arte Popular, que ocurrió a unas cuadras de este recinto el 19 de septiembre de 1921. Así como para festejar el aniversario del propio Palacio, acontecido el  29 de septiembre de 1934. Y que incluyó en sus inicios un importante salón de arte popular. Estamos también conmemorando el Bicentenario de la Independencia de México, que en la obra de todos ustedes implica festejar tanto las tradiciones y costumbres legendarias de origen indígena y novohispano, como la libertad de creación, que hace de cada pieza artesanal una obra única. Estamos, se diría también, a unos días del 12 de octubre, en el que se conmemora ahora la Diversidad Cultural, y eso es justamente lo que se muestra en esta premiación y la exposición venidera: están representadas entre otras la  cultura mixe, nahua, purépecha, kumiai, huave, maya, mazahua, zapoteca, otomí, tzotzil y mestiza. Reflejan el país que somos: un huipil de Santa María del Mar con materias primas de origen local y la técnica indígena del telar de cintura; un tapete de  ixtle y tintes naturales elaborado con la técnica novohispana del telar de pedal; los delicados trazos en papel amate, el mismo con que se elaboraban los códices, nos cuentan ahora historias recientes; hay un rebozo de seda, materia prima antes desconocida en nuestro país; y es conmovedora una olla de Oapan, levantada a mano conforme a la tradición indígena para contarnos la vida actual de esa comunidad durante el Covid, entre otras. “Nos estamos ahogando”, se llama.       

Puede ser una imagen de interior

Francisca Palafox Herrán, mujer huave, de San Mateo del Mar, Oaxaca, explica la realizaciòn de su "Huipil tradicional", tejido en telar de cintura con algodón coyuchi y seda con técnica de tres lienzos y trama complementaria, teñido con tintes naturales añily grana cochinilla. Brocado en forma de paisaje inspirado en su comunidad.

 

Diría Octavio Paz: “La artesanía es un signo que expresa a la sociedad no como trabajo (técnica), ni como símbolo (arte o religión), sino como vida física compartida….El objeto artesanal satisface una necesidad de recrearnos con las cosas que vemos y tocamos, cualesquiera que sean sus usos diarios”. Cada objeto, pensamos nosotros, lleva la huella digital de quien lo produce, es una invitación al tacto, a la relación corporal, a la mirada agradecida, a la fiesta de todos los días.

Tuvieron que pasar cuatro siglos, desde la Conquista, para que en 1921 se reconociera con la exposición antes mencionada y el primer catálogo sobre Las Artes Populares en México, realizado por el Dr Atl, para que se considerada a las artes tradicionales como parte sustancial de la cultura nacional. Diría entonces Gerardo Murillo:

“Desde esa fecha el gobierno de la República reconoció oficialmente el ingenio y la habilidad indígenas que habían estado relegadas a la categoría de parias”. Así de fuerte como se escucha. Las piezas de aquélla exposición fueron compiladas y seleccionadas a lo largo y ancho del país por personalidades de la talla de Adolfo Mest Maugart, Jorge Enciso, Roberto Montenegro, Javier Guerrero y el propio Gerardo Murillo. Algunas de estas se exhiben actualmente en la Casa estudio de Diego Ribera y Frida Kalo, la colección de Montenegro la resguarda el propio Instituto Nacional de Bellas Artes y fue exhibidas en el 2010 aquí mismo en una magna exposición. Pero salvo algunas excepciones se desconoce los autores de esas obras.                  

El arte tradicional mexicano está aquí y ahora de regreso en el Palacio de Bellas Artes, con la fortuna de la presencia viva de sus creadores, de quienes tenemos todo por aprender, desde el manejo de los tintes naturales hasta la preservación de las técnicas.

Es también un homenaje está premiación  a los grandes creadores del arte tradicional que lamentablemente han fallecido en estos tiempos inclementes de la pandemia. Seguro están aquí. Entre otros, heredero del gran maestro Abdón Punzo es ahora nuestro galardonado nacional de Santa Clara del Cobre. Un aplauso, más que un minuto de silencio, para todos ellos.  

De nuevo mil gracias, artesanas y artesanos de México, por tener la generosidad de compartir sus piezas y sus conocimientos en este espacio.    

8 de octubre del 2021.  

 

Emma Yanes Rizo

Directora General del Fonart