SUSCRIBETE

29 Noviembre 2021, Puebla, México.

La esperanza compromete / Rubén Aguilar Valenzuela

Sociedad | Reseña | 24.OCT.2021

La esperanza compromete / Rubén Aguilar Valenzuela

Rubén Aguilar Valenzuela

En mis años de estudiante de teología uno de los textos que más me impactaron fue la Teología de la Esperanza (Editorial Sígueme, 1972) del teólogo luterano Jürgen Moltmann (Hamburgo, 1926), que ahora tiene 95 años.
 
La publicación original en alemán es de 1964 y la versión que leí en español de 1972. El libro es una profunda e inteligente reflexión sobre la fe cristiana desde la perspectiva de la esperanza.

Para el teólogo, que de 1945-1948 estuvo prisionero en un campo de concentración en Bélgica, el cristianismo es esperanza que siempre mira hacia el futuro (escatología), y por ello mismo se preocupa de la transformación del presente.

Se trata, como lo plantea el teólogo español José María Mardones, de una teología desde el radical fundamento del mensaje de la esperanza que está presente en el Evangelio.

En Moltman influye la obra de Ernst Bloch, el filósofo marxista de la esperanza. Al teólogo alemán lo interpela y preocupa cuál es la relevancia de la fe en la sociedad injusta en que vivimos.

Le golpea la existencia de cristianos piadosos que se desentienden de la realidad del mundo social en el que vivimos y los cristianos están llamados a cambiar.

Moltmann, que alguna vez declaró que había perdido toda esperanza ante realidades como los campos nazis de exterminio, propone entender el acontecimiento de Jesús desde el suceso de la cruz.

Su teoría crítica de la cruz topa con el poder. Ante ese horizonte la esperanza escatológica “tiene relevancia política y un cristianismo radical tiene efectos revolucionarios" aunque no equivale al programa revolucionario de un determinado partido político.

La teología de la esperanza vincula la fe cristiana con la salvación que pasa por la justicia, la fraternidad, la paz y la libertad. La esperanza siempre es portadora de cambio y negación de todo fideísmo.
  
Moltmann, que fue profesor de teología sistemática en Bonn y Tubinga, ve similitudes entre su propuesta teológica contenida ya en su obra la Teología de la Esperanza y los postulados centrales de la Teología de la Liberación.

La primera vez que terminé de leer el libro de Moltmann, que en 1952 se casó con la teóloga feminista Elisabeth Wendel, con quien tuvo cuatro hijas, entendí por primera vez la profunda relación entre la esperanza y la cruz.
 
Entendí que la esperanza anunciada en el Evangelio debe impulsar a los cristianos a construir un mundo más fraterno, igualitario y justo para todos. Entendí que la esperanza es compromiso con la construcción del futuro.

Teología de la esperanza
J. Moltmann
Ediciones Sígueme
Salamanca, 1972
pp.475