SUSCRIBETE

6 Octubre 2022, Puebla, México.

El PRI y el Estado de México / Héctor Aguilar Camín

Política | Opinión | 17.JUN.2022

El PRI y el Estado de México / Héctor Aguilar Camín

Héctor Aguilar Camín

Día con día

 

Parece claro que si el PRI pierde las elecciones del Estado de México, su destino será volverse un partido testimonial. 

El Estado de México es el bastión final del antiguo partido hegemónico de México, por su peso electoral, por su riqueza material y por su tradición priista.

Una pregunta clave para pensar las elecciones mexiquenses es si el pacto de impunidad de Enrique Peña Nieto con López Obrador incluyó entregarle también el poder en su reducto mexiquense.

Una segunda pregunta, conectada con la anterior, es si el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, está dispuesto también a entregar la plaza, como lo hicieron sus correligionarios en 2021 en Sonora y Sinaloa, y en 2022 en Hidalgo y Oaxaca.

Una tercera pregunta es si los partidos aliados del PRI, el PAN y el PRD, entregarán o no la candidatura de las elecciones mexiquenses al PRI, siguiendo la lógica de los votos obtenidos en las elecciones del año pasado.

Las elecciones de 2021 indican que el PRI es el partido más fuerte de la alianza opositora en ese estado, pero que sus votos solos no alcanzan para ganarle a Morena, menos aún si se piensa en el despliegue de dinero y poder que el gobierno federal pondrá en esa plaza este año y el entrante.

En la votación para ayuntamientos de 2021 la alianza opositora PAN-PRI-PRD obtuvo 2 millones 708 mil  votos, de los cuales 1 millón 621 fueron para el PRI, 845 mil para el PAN y 240 mil para el PRD. La alianza oficialista obtuvo 2 millones 498 mil votos, de los cuales 2 millones 598 fueron para Morena.

Algo semejante ocurrió en las elecciones para diputados federales. La alianza opositora obtuvo 2 millones 862 mil votos, de los cuales 1 millón 743 mil para el PRI, y la alianza oficialista obtuvo 2 millones 802 mil votos, de los cuales 2 millones 342 mil fueron para Morena.

El PRI no podrá ganar el Estado de México sin la adhesión de sus aliados del 21 y sin la decisión del ex presidente Peña, el gobernador del Mazo y los priistas mexiquenses de defender la plaza en lugar de entregarla.