SUSCRIBETE

29 Enero 2023, Puebla, México.

Los militares siempre han estado: una obligada lectura en Nexos / Carlos Rodríguez Giacintti

Sociedad /Gobierno | Opinión | 29.SEP.2022

Los militares siempre han estado: una obligada lectura en Nexos / Carlos Rodríguez Giacintti

 

En esta ocasión, considerando que el tema es muy pertinente en la discusión nacional, me he permitido mencionar extractos de este artículo de Jorge Javier Romero Vadillo, (Los militares nunca se fueron. Nexos. Jorge Javier Romero Vadillo. 01ene2021) y que nos recuerda de manera muy clara el papel del ejército desde el Siglo XIX, el Siglo XX y hasta la fecha, realidad que considero muy delicada y que merece la pena ser recordada para quienes no conocen la historia del paso de los militares.

(Ilustración de portadilla: Víctor Solís, Revista Nexos. Ilustraciones de texto, ediciòn de Mundo Nuestro)

 

General Joaquín Amaro, con él la reforma del ejército con Plutarco Elías Calles.

 

“…Durante el siglo XIX, el país estuvo a merced de todo tipo de caudillos armados… hasta que un hombre fuerte, Porfirio Díaz, con lealtades sólidas entre los señores de la guerra que controlaban territorios después de la lucha contra la intervención francesa y el imperio de Maximiliano de Habsburgo, construyó una coalición nacional lo suficientemente sólida para reducir la violencia a niveles razonables… A partir del estallido de la rebelión de Madero en 1910 y al menos hasta el triunfo del Ejército Constitucionalista, en 1916, de nuevo la vida del país estuvo marcada por el conflicto armado generalizado. Fue de la facción triunfadora, el Constitucionalismo… de donde nacería la parte fundamental del actual Ejército mexicano… En el pacto de 1929, propiciado por el asesinato del general Álvaro Obregón, se dio de manera paralela al proceso de reforma del Ejército impulsado por Plutarco Elías Calles y operado por el general Joaquín Amaro… La reforma de Amaro significó un gran avance en la profesionalización del Ejército, pero no acabó con el protagonismo político de los generales ni estableció definitivamente una concepción de las Fuerzas Armadas como un órgano neutral del Estado. La ruptura entre Calles y Cárdenas, en junio de 1935… fue seguida por el intento cardenista por cambiar la concepción del Ejército como cuerpo políticamente neutro por una…  idea de que los soldados formaban parte del proletariado y el Ejército surgido de la Revolución debía forjar una conciencia de clase que lo alineara con los obreros y los campesinos en la lucha de clases contra la explotación capitalista… Sin embargo, la mayoría de los oficiales del Ejército, incluso los que habían ascendido a partir de la ruptura con el callismo, no compartían esta visión clasista del papel de las Fuerzas Armadas ni estaban dispuestos a renunciar a sus negocios… lo que inclinó la sucesión en favor de Manuel Ávila Camacho… Es ahí donde se van delineando los rasgos del pacto al que finalmente se llegó con los generales para que se alejaran de la competencia por la Presidencia de la República… En el nuevo reparto del poder que se gestó durante el gobierno de Ávila Camacho se respetó el papel de los altos mandos militares como reguladores arbitrarios de los mercados clandestinos… proceso de control sobre el mercado de la amapola del Triángulo Dorado, que comenzaba a producir entonces grandes dividendos debido al aumento de la demanda en Estados Unidos entre los veteranos de guerra que volvían con dependencia a la morfina y se quedaban sin acceso a la sustancia legal. Durante décadas, la producción clandestina de amapola en el noroeste del país abasteció buena parte de la demanda ilegal de morfina y heroína de Estados Unidos sin grandes brotes de violencia. Los productores y traficantes negociaban directamente su desobediencia de la ley con los jefes de las zonas militares y las autoridades locales... El de Ávila Camacho fue todavía un gobierno de generales. En cambio, sólo los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina ostentaron grados militares durante el gobierno de Miguel Alemán. El cambio es el reflejo de un nuevo pacto, en el que se establecieron reglas tácitas para el encaje de la oficialidad de las Fuerzas Armadas en la nueva coalición de poder… Durante el gobierno de Alemán no concluyó el proceso de aceptación del pacto, que implicó lealtad al pragmatismo del régimen del PRI y respeto de su monopolio de la representación. En 1948 hubo amagos de rebelión y todavía en 1952 una importante facción de generales retó al régimen en torno a la candidatura… Sin embargo, la mayoría de los generales se sintió cómodo en su nuevo papel y aceptó las nuevas reglas de reparto del botín estatal entre las distintas partes de la coalición de poder. Fue entonces donde acabaron de definirse las tareas de las que se haría cargo el Ejército…

 

1944. Calles nos mira desde ese arreglo de los generales presidentes. El último, Manuel Ávila Camacho.

 

“Después de la Segunda Guerra Mundial…Como fuerza de defensa frente a alguna amenaza exterior el Ejército era inútil, a menos que fuera contra Guatemala… Así, el papel que se le endilgó fue el de policía política y cuerpo represor del bandidaje y la insurrección política. También comenzó a ser la fuerza de control de la protesta social, aun cuando ésta fuera pacífica… El pacto del PRI con los militares implicó que no se construyera una policía civil nacional y que las policías locales fueran una fuente más de empleo para la oficialidad, incluso con la posibilidad de obtener tanto su estipendio militar como el sueldo del cargo policiaco… Siempre que los soldados hacían el trabajo de policías actuaban con el estilo militar de contener violentamente las amenazas, en lugar de acumular pruebas para un juicio legal. Los oficiales del Ejército organizaban o llevaban a cabo torturas o ejecuciones extrajudiciales con impunidad… agencias encargadas de la violencia estatal fueron nutridas por las Fuerzas Armadas… la nefanda Dirección Federal de Seguridad, creada por Miguel Alemán en 1947…También… la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales, antecedente del Cisen… las Fuerzas Armadas fueron intocables en los medios de comunicación, como parte del pacto que garantizó su alejamiento relativo de la lucha por el poder político. A cambio de su complicidad con el poder civil… frente a cualquier escrutinio social, no se diga ya judicial, de sus actividades…

 

Marzo de 1959. El ejército reprime el movimiento ferrocarrilero encabezado por Demetrio Vallejo.

 

México, 1968.

 

Ciudad de Puebla, represión del movimiento estudiantil por el ejército

 

1974, Lucio Cabañas asesinado por el ejército en la montaña de Guerrero.

 

Años setenta, Operación Cóndor en Sinaloa: los acuerdos entre los militares y los capos de la droga. El Sol de Sinaloa.)

 

“Durante la década de 1960 en diversos estados del país se usó al Ejército para reprimir los movimientos estudiantiles, aunque la tragedia del 68 marcó el límite de la utilización del Ejército contra la protesta civil en las zonas urbanas, mientras, durante la década de 1970, se le continuó usando para perseguir a la insurrección rural, como la de Lucio Cabañas en Guerrero y, a partir de la Operación Cóndor, para el exterminio de los plantíos de amapola y mariguana, como parte de la guerra contra las drogas impuesta por el gobierno de Estados Unidos. Desde entonces, el Ejército ha estado implicado en la lucha contra el narcotráfico, aunque sin dejar de administrar las redes de protección particular en diversas regiones.

 

2007, el inicio de la guerra de Calderòn en Michoacàn.

 

“sí, el protagonismo que ha adquirido el Ejército en tareas de seguridad pública desde 2007 no es sino la exacerbación de un papel que nunca dejó de cumplir. Los intentos fallidos de construir un cuerpo de policía federal civil, que comenzaron durante el gobierno de Ernesto Zedillo, siempre con la participación de las Fuerzas Armadas en su construcción, han mostrado de manera descarnada el hecho de que la desmilitarización en México nunca concluyó, sólo fue enmascarada…

“…con la irrupción de la pluralidad electoral se rompieron las redes de comunicación entre las autoridades locales y las Fuerzas Armadas y eso condujo al proceso de desmantelamiento de las fuerzas policiacas locales llevado a cabo por las Fuerzas Armadas a partir del gobierno de Felipe Calderón, pues los diversos pactos políticos de las autoridades locales crearon conflictos en el proceso de venta de protecciones particulares a las organizaciones que controlan los mercados clandestinos.

“Los gobiernos producto de la alternancia democrática, en lugar de emprender una reforma del Estado que sustituyera la antigua maquinaria de venta de protecciones particulares —ineficiente y corrupta, con enormes problemas de agencia que implicaban el abuso privado de las parcelas de poder estatal, pero que garantizaba la reciprocidad clientelista— por cuerpos civiles, relativamente despolitizados, transparentes y obligados a rendir cuentas de todos sus actos, han devuelto a las Fuerzas Armadas el control casi monopólico de la violencia estatal.

 

Los tiempos actuales. Foto de Proceso.

 

“El gobierno de Andrés Manuel López Obrador… les ha devuelto a las Fuerzas Armadas una serie de tareas que habían perdido al menos parcialmente, como el control de los puertos y de la marina mercante o las aduanas. También ha reestablecido su papel como constructoras de obras de infraestructura, fuente de gran corrupción en los años formativos del régimen del PRI y, desde luego, ha dejado bajo su control a su nuevo cuerpo policiaco, la Guardia Nacional…

 

“…los gobiernos democráticamente electos no sólo no han hecho la tarea, sino que nos han conducido a un retroceso que puede tener graves consecuencias.” (Los militares nunca se fueron. Nexos. Jorge Javier Romero Vadillo. 01ene2021).