SUSCRIBETE

29 Enero 2023, Puebla, México.

1767, la expulsión de los jesuitas / Rubén Aguilar Valenzuela

Cultura | Reseña | 5.DIC.2022

1767, la expulsión de los jesuitas / Rubén Aguilar Valenzuela

 

 

En la novela 1767 (Editorial Joaquín Mortiz, 2004), Pablo Soler Frost (Ciudad de México, 1965) narra la historia de la expulsión y destierro de los jesuitas que integraban la Compañía de Jesús en tierras de la Nueva España.

 

El personaje central es un joven criollo, Pablo Rayón, de familia con recursos económicos propietaria de tierras por el rumbo de Malinalco en el actual Estado de México.

 

La expulsión por orden del rey Carlos III de España ocurre cuando es novicio y le toca emprender el viaje a Europa junto a los otros jesuitas. En el trayecto muchos perderán la vida.

 

En la Nueva España el decreto de expulsión fue firmado por el Marqués de Croix, virrey, gobernador y capitán general del Reino de la Nueva España, el 25 de junio de 1767.

 

El virrey advierte que “usará el último rigor y la ejecución militar”, no sólo contra aquellos que contravengan la orden sino a cualquiera que se manifieste públicamente en contra de esta decisión.

 

Y añade que “pues de una vez para lo venidero deben saber los súbditos del gran monarca que ocupa el trono de España, que nacieron para callar, y obedecer, y no para discurrir, ni opinar en los altos asuntos del Gobierno”.

 

Entre 1767 y 1769, de los 678 jesuitas que tenía la Provincia Mexicana, 101 murieron antes de abandonar la Nueva España, durante la travesía por el Atlántico o al llegar a Europa.

 

Una buena parte provenía de las misiones en el norte del país, que a marchas forzadas debieron cruzar el territorio hasta llegar a Veracruz, para viajar a Europa.

 

La novela da cuenta de las vicisitudes de los jesuitas después de la orden de expulsión y también de los levantamientos que se dieron en distintas ciudades en protesta a la decisión real.

 

Soler con esta obra se propone rendir tributo a la Compañía de Jesús, en particular a los jesuitas que en 1767 vivieron la expulsión.

 

Es una obra escrita con simpatía y admiración a los jesuitas y a su obra en la Nueva España. Hasta ahora es la única novela que se ha escrito sobre este acontecimiento histórico.

 

La expulsión de los jesuitas de la Nueva España tuvo consecuencias negativas relevantes en el campo de la educación, la cultura y el desarrollo de regiones indígenas donde estos trabajaban.

 

1767, Editorial Joaquín Mortiz. México, 2004, pp. 199