SUSCRIBETE

14 Abril 2024, Puebla, México.

El inventario de la movilidad de México / Revista Nexos

Ciudad /Sociedad | Crónica | 13.MAR.2023

El inventario de la movilidad de México / Revista Nexos

Por Rafael Prieto

Una de las mayores transformaciones que hemos vivido en México es la manera en la que nos movemos. Según datos del Inegi, en el año 2000 había cerca de 10 millones de autos privados en el país y unas 300 000 motos. Ahora tenemos más de 36 millones de autos y 6 millones de motos. En las últimas dos décadas, la población del país creció 30 %, pero ahora tenemos 248 % más autos y 1880 % más motos. La movilidad en México se motorizó, profundizando serias dificultades como la congestión, la contaminación, el ruido, los accidentes viales, los espacios mal utilizados y el tiempo perdido en traslados.

Figura 1. Número de autos, transporte de pasajeros, transporte de carga, y motocicletas en circulación en México entre 1980 y 2021, según datos del Inegi. Abajo está el porcentaje de vehículos por año. La franja amarilla corresponde al (poco) transporte público del país.

Figura 1. Número de autos, transporte de pasajeros, transporte de carga, y motocicletas en circulación en México entre 1980 y 2021

En México había 36 millones de autos privados circulando en 2021, suficientes para darle la vuelta a la Tierra un poco más de cuatro veces. Y uno de cada tres de esos autos está en el Estado de México o en la CDMX. En todos los estados hay un aumento sorprendente en el número de autos que circulan. Por ejemplo, en Querétaro hay 463 % más autos circulando en 2021 de los que había en el 2000. Y algo similar se observa también en estados con menos ingresos, como Oaxaca (300 % más autos entre 2000 y 2021), Chiapas (357 % más autos) o Guerrero (390 % más autos). Por todos lados del país hay un aumento alarmante en el número de autos circulando.

 

Figura 2. Autos en circulación registrados en los 32 estados entre 1980 y 2021. El rango de valores en el eje vertical de cada panel es diferente para permitir ver mejor la evolución del número de autos en cada estado. Datos del Inegi.

Figura 2. Autos en circulación registrados en los 32 estados entre 1980 y 2021

Una manera de comparar qué tan motorizada está la movilidad es con el número de autos por hogar. En la CDMX hay 2.8 millones de hogares y 5.6 millones de autos circulando; es decir, en promedio hay dos vehículos por hogar. De hecho, la CDMX es la entidad con más vehículos por hogar. Además, esa tendencia sigue y hay cada vez más autos por hogar.

Los datos sobre el número de vehículos registrados en circulación en el país no son perfectos. Son datos registrados por los gobiernos estatales (incluyendo Secretarías de Finanzas de los gobiernos estatales o Tesorerías municipales, por ejemplo) y que comparten con el Inegi. Por ello, los datos pueden tener algunos errores (especialmente en los registros sobre el transporte público). Sin embargo, ese registro es el mejor estimado que se tiene sobre el número de autos que circulan en cada estado del país.

Ilustración: Estelí Meza
Ilustración: Estelí Meza

Las benditas placas de Morelos

Un cambio importante sobre los autos que circulan en el Valle de México son las “placas de Morelos”. Para evitar sanciones por conducir mal, para evadir infracciones y el pago de la tenencia, mucha gente emplaca su coche en Morelos, pero vive y circula diariamente en la CDMX. Y el incremento es sorprendente. Por cada cien coches que había en la CDMX en 2010, hoy hay 138. Pero en Morelos, por cada 100 vehículos que había en 2010, hoy el estado tiene 293.

Figura 3. Número de autos en circulación a nivel nacional, en la CDMX, Morelos y el Estado de México entre 1980 y 2021, según datos del Inegi. Para comparar el crecimiento, se divide entre el número de autos en circulación en 2010.

Figura 3. Número de autos en circulación a nivel nacional, en la CDMX, Morelos y el Estado de México entre 1980 y 2021

Hay al menos 350 000 autos de personas que viven en la CDMX, pero que registraron sus placas en Morelos. Ese número fue estimado al asumir que el crecimiento en el número de autos a nivel nacional entre 2010 y 2021 es el mismo que se debería de observar en Morelos, y al asignar el excedente a las famosas placas de Morelos. Aunque es sólo un estimado, la población de Morelos entre 2010 y 2020 creció sólo 8 % pero el número de autos en ese estado creció 193 %. Es difícil explicar que el número de autos aumente tanto si la población de ese estado creció tan poco (incluso por debajo del resto del país).

El boom de las motos

Un cambio aún más impresionante que ha pasado en los últimos años es el aumento en el número de motocicletas. En el año 2000 había 300 000 motos en circulación en el país y ahora hay casi 6 millones. Incluso, durante los últimos cinco años, el número de motos en el país se duplicó. Y así es prácticamente en todos los estados del país. En algunos estados el boom de las motos es sorprendente, como en el Estado de México, en donde el número se multiplicó por doce entre 2010 y 2021.

Figura 4. Motos en circulación registradas en los 32 estados entre 1980 y 2021. El rango de valores en el eje vertical de cada panel es diferente para permitir ver mejor la evolución del número de motos en cada estado. Datos del Inegi.

Figura 4. Motos en circulación registradas en los 32 estados entre 1980 y 2021.

Las motos suelen ser más baratas, utilizan menos espacio y un poco menos de gasolina para recorrer la misma distancia que un auto. Sin embargo, emiten más monóxido de carbono y otros gases tóxicos, además de que generan una alta contaminación sonora y desorganizan el espacio público. Incluso, en algunas ciudades, como París, se han tomado medidas para controlar sus efectos negativos, como cobrar el estacionamiento. Además, se estima que una persona en moto tiene entre 20 y 40 veces más riesgo de fallecer en un accidente que una persona que conduce. Las motos, más que ser parte de la solución de la movilidad, son una parte seria del problema. Y ese problema se está agravando de manera muy preocupante si cada día se están agregando casi 2000 motociclistas al país.

El transporte público nunca ha sido suficiente

En 2021 México tenía 450 000 unidades de transporte público (vehículos con ocho o más asientos destinados al transporte público o privado de personas, como autobuses, microbuses y camiones escolares). Muy pocos. Desafortunadamente los datos no mencionan la capacidad de cada unidad, así que sólo es posible contar cuántas unidades están registradas. A nivel nacional, por cada 100 unidades de transporte público que había en 2010, había 148 unidades en 2020 y una pequeña baja, con 145 unidades de transporte en 2021. Sin embargo, no en todas las entidades hay más transporte público que hace veinte años. Por ejemplo, en la CDMX, el número de unidades de transporte público va a la baja, pues por cada 100 unidades que había en 2010, había sólo 98 en 2021. Y eso sin mencionar el tipo de transporte público, su calidad, su seguridad y confiabilidad.

Figura 5. Unidades de transporte público a nivel nacional y en la CDMX entre 1980 y 2021, según datos del Inegi. Para comparar el crecimiento, se divide entre el número de unidades de transporte público en circulación en 2010.

Figura 5. Unidades de transporte público a nivel nacional y en la CDMX entre 1980 y 2021

¿Cómo convencer a las personas que se bajen de su automóvil y que utilicen otros medios, como caminar, una bicicleta, el transporte público o una mezcla de todas las anteriores opciones? Ese es el reto de cualquier ciudad que hoy se sofoca cada vez más por la contaminación. Entre una contingencia ambiental y otra, es urgente preguntarnos qué tenemos que hacer para cambiar las malas condiciones que vivimos. Y esa lucha, no la estamos ganando en México. Una manera de verlo es que por cada unidad de transporte público en el país, hay 78.4 automóviles privados y 13.1 motos. En conjunto, por cada camión que se utiliza en el país, hay 91.5 unidades de transporte privado. Y peor aún es que a nivel nacional y en la CDMX aumentan mucho más rápido el número de autos y de motos que el número de unidades de transporte público.

Figura 6. Proporción entre unidades de transporte privado (incluyendo autos y motos) y transporte público entre 1980 y 2021, según datos del Inegi. En la CDMX había 191.4 autos y motos por cada unidad de transporte público en 2021. A nivel nacional había 91.5 autos y motos por cada unidad de transporte público en 2021.

Figura 6. Proporción entre unidades de transporte privado (incluyendo autos y motos) y transporte público entre 1980 y 2021

Desafortunadamente, el transporte público en ciudades pequeñas no es viable, pues la demanda de servicio es muy baja, mientras que en ciudades grandes, como la CDMX, es insuficiente, inseguro y no ha aumentado. En la CDMX (y sin contar las placas de Morelos o los autos del Estado de México) hay hoy 191.4 autos y motos por cada unidad de transporte público. Muchos más que a nivel nacional. Es decir, en la CDMX el transporte público es insuficiente para convencer a las personas que lo utilicen, y por ello, el número de autos y de motos aumenta año con año. Ese aumento en el número de autos y de motos es el fracaso del transporte público. Es reflejo de las fallidas políticas de movilidad.

Entre 1950 y 2000 México vivió su proceso de urbanización. Lo que empezó como un pueblo se hizo una ciudad. La gente se mudó del campo a las ciudades. Y lo que empezó como un remoto vecindario suburbano, (como Ciudad Satélite a unos kilómetros de la CDMX), se integró a la zona urbana de una gran metrópolis. Hoy más de 80 % del país vive en una ciudad. Ese proceso de urbanización está cercano ya a concluir. Así como sucedió en Europa, Canadá o en Estados Unidos, el tamaño que tienen hoy sus ciudades es muy cercano al que tendrán en 2050. Sin embargo, lo que ha cambiado en México los últimos veinte años es la movilidad. A partir del 2000 estamos viviendo un intenso y lamentable proceso de motorización.

Una manera relativamente simple de pensar en el cambio en la movilidad del país es la siguiente. Una persona, en promedio, realiza unos veinte viajes a la semana, ya sea para ir a su trabajo, de compras, a la escuela, a visitar a sus familiares, o ir a un bar con amigos. Antes del año 2000, la mayor parte de esos viajes los realizaba a pie. Pero en ciudades cada vez más grandes, las personas tienen que recorrer mayores distancias, así que, a partir del año 2000, más viajes se empezaron a realizar en coche. Con más coches, llegó el tráfico insufrible a nuestras ciudades y la gente buscó alternativas. Desde hace unos cinco años, muchas personas empezaron a utilizar una moto como medio de transporte. Tal vez por costo, o para ahorrar unos minutos colándose entre los coches, hay cada vez más motociclistas en el país. Ahora tenemos ciudades colapsadas por el tráfico, con un transporte público insuficiente y con avenidas sumamente inseguras.

De la época de la urbanización, pasamos a la de la motorización. Ahora, es urgente pasar a la siguiente época: la de la sustentabilidad.

 

Rafael Prieto-Curiel
Investigador del Complexity Science Hub. Estudió matemáticas en el ITAM, una maestría y un doctorado en matemáticas en University College London, y fue investigador postdoctoral en University of Oxford. Trabajó en el C5 de la CDMX y como investigador en la OCDE.

Aquí puedes encontrar los datos y el código de este proyecto.

 

CONTENIDO RELACIONADO

DEL MISMO TEMA

Revista Elementos BUAP 134

Revista Elementos BUAP 134

| Revista Elementos - BUAP