SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

La Alta Sensibilidad y las Personas Altamente Sensibles / Carlos Rodríguez Giacintti

Sociedad | Opinión | 20.ABR.2023

La Alta Sensibilidad y las Personas Altamente Sensibles / Carlos Rodríguez Giacintti

 

(Imagen de portadilla de la artista turca Hülya Özdemir)

 

portada El don de la Sensibilidad

La alta sensibilidad es un rasgo genético hereditario que se encuentra en, al menos, 20% de la población mundial, hombres y mujeres por igual, es decir, una de cada cinco personas es altamente sensible (hay investigaciones recientes que indican que puede llegar a ser hasta el 30%). Es importante resaltar que nos es un síndrome, tampoco es un desorden de la personalidad o de la mente, no es una enfermedad, no es una neurosis, es un rasgo de la personalidad de algunas personas en que su cerebro trabaja de una manera más reactiva; es algo con lo que algunos nacemos y que no puede cambiarse.

Las personas altamente sensibles (PAS) son personas que tienen su sistema neurosensorial (nervioso) mucho más fino y desarrollado que la mayoría de la gente, lo que significa que una PAS recibe muchísima más información sensorial y estímulos que la mayoría de la gente con mediana o poca sensibilidad. Muchas de las PAS, sobre todo cuando son pequeños o jóvenes, toda esta información hace que las PAS se sientan diferentes, inseguros, raros, que no encajan, creen que hay algo mal en ellas debido a esa experiencia de alta sensibilidad y muchos de ellos, sin embargo, al ir creciendo “se condicionan” para adaptarse a costumbres de un mundo que no toma en cuenta a las PAS. Son personas muy cuidadosas y respetuosas, razón por la cual se cree que son personas tímidas o introvertidas, pero no es así.

 

Libros de ELAINE ARON | Casa del Libro México

 

Elaine Aron, psicóloga especialista en sensibilidad en el proceso sensorial, autora del libro “Las personas altamente sensitivas” (1996), dio con los principios clave de la alta sensibilidad y acuñó el término Personas Altamente Sensibles y a los principios para reconocer a las PAS lo llamó DOES, que es el acrónimo de:

Deep processing (procesamiento profundo).

Overstimulation (sobre estimulación).

Emotionality (emocionalidad).

Subtleties (sutilezas).

Conforme han avanzado los estudios se ha encontrado que las PAS son personas complejas, muy intensas, de alta demanda, tranquilas que parecen tímidas e introvertidas (también hay extrovertidos, pero son pocos), observan mucho, necesitan tiempo para “calentar motores” e iniciar actividades, de pequeñas viven en mundos de fantasía, tienen amigos imaginarios, suelen soñar mucho (importante para la rama científica), son honestas, directas, dicen lo que piensan, creativas no sólo en lo manual sino que también tienen un cerebro creativo, comprensivas, empáticas, pueden tener dificultad para elegir (les cuesta elegir, sobre todo cuando hay múltiples opciones); antes de decidir, analizan y piensan mucho los riesgos y alternativas; esa es una característica muy marcada de los PAS el “detenerse y pensar”. Cosas que les molesta mucho: no aguantan mucho el tema de violencia, los gritos les parecen actos de violencia, el ruido les distrae y les molesta mucho, son sociales en el sentido que se preocupan mucho de los demás, les preocupa su entorno, notan todo, cambios en la decoración, corte de pelo, vestido, les cuesta adaptarse a cambios porque se tienen que “reajustar”, los cambios grandes les afectan mucho, tienen miedo a fallar o a cometer errores o a dar mala impresión, les gusta hacer bien las cosas a la primera, no son personas de “prueba y error”, muy autoexigentes, no aguantan injusticias (tienen valores y empatía), son maduros y avanzados como niños, tienen mucho amor a los animales. Con facilidad llegan a ser líderes. Son personas extremas, o muy alegres o muy tristes, serias. Tienen una gran necesidad de una conexión profunda, por ello tienen pocos amigos (no son gregarios, no son de grupos grandes o pandillas), son de lágrima fácil. Son personas concienzudas, detallistas. Las PAS son pensadores profundos, reflexivos, piensan mucho, por eso también son muy observadores procesando todo lo que ocurre a su alrededor y por lo general son los primeros en notar las cosas (problemas, situaciones nuevas, emergencias, peligros, etc.). Las PAS son también sumamente perceptivos e intuitivos; se dice que incluso pueden llegar a percibir fenómenos paranormales o que no tienen explicación científica.     

No les gusta ir al baño en lugares públicos porque son también tienen un olfato muy sensible, lo mismo ocurre con cierto tipo de comidas que fácilmente rechazan, pero este tipo de rechazo no es un gusto o un capricho debido a que las PAS son personas que les gusta agradar y quedar bien, por lo que es un rasgo realmente que brota del inconsciente y se manifiesta de manera marcada en este tipo de personas. Lo mismo ocurre con otros olores como el tabaco, ambientadores, perfumes u olores corporales. Los ruidos fuertes, música que distrae o molesta, zumbidos, motores, pueden descentrar a una PAS. No se les escapan tan fácilmente cambios visuales cuando un lugar ha cambiado o ha sido modificado; cambios de luz generalmente les molestan. El tacto (la piel es la frontera de nuestro cuerpo con el mundo), por lo que es fácil que tengan problemas de piel como dermatitis o problemas del tracto intestinal, como reacción a su alta sensibilidad.  

Por su sistema nerviosos hipersensible las PAS reciben cinco veces más estímulos que la gente ordinaria; ven mucho, escuchan mucho, sus emociones son mucho más intensas (alegría, tristeza, miedo, etc.), se dan cuenta de cosas que muchos otros no perciben, se dan cuenta mucho más fácil de si a alguien que está con ellos no está bien, por lo que se sobre estimulan con mucha facilidad y, por ello, se cansan mucho más pronto. Vivimos en un mundo para personas no PAS, por ello las PAS se desbordan, se cansan antes que otros, se saturan con más facilidad que otros por el exceso de estímulos y por ello las PAS “se desconectan” o requieren de movimiento (jugar, hacer deporte) para asimilar todo lo que ha recibido, regularse y reajustarse. Las PAS son mucho más sensibles al estrés laboral, pero son personas con mejores resultados laborales, mucho más eficientes, confiables, honestas, bien hechas. Son personas diferentes con un talento especial por su sensibilidad, pero eso no es bueno ni malo, solamente es diferente.

Ventajas de los PAS: Saben captar y entender temas complejos. Saben encontrar soluciones diferentes, novedosas. Tienen la capacidad de reflexionar sobre su propio comportamiento y comprenderlo, así como la capacidad de disfrutar mucho el arte, la cultura, la belleza, la naturaleza. Son amables, detallistas, quieren agradar, procuran ayudar y buscan cosas buenas. Pueden aportar mucho de cara al futuro debido a su alta sensibilidad.

Lo que necesita una PAS: Aprender a reconocer las señales de saturación para poder desconectarse y no sentirse mal; aprender a hacer pausas. Tener un lugar propio en el hogar para descansar. Hablar sobre sus emociones les ayuda mucho. Que no las comparen con otras personas que no son PAS (los PAS generalmente no se comparan entre ellos). Nunca decirle que tiene que ser más fuerte, porque ya son muy fuertes debido a que diariamente trabaja, emocionalmente, cinco veces más que los demás. O decirle que algo no duele, si un PAS lo sabe con su sobre sensibilidad. Evitar cambios bruscos; con ritmos fijos reduce y asimila la cantidad de información que recibe. Limitar a pocas opciones para no complicar sus decisiones. Valorar sus intentos, perseverancia y sus esfuerzos. Dormir suficiente para que pueda descansar y “descargar” su sobre saturación y no arrastras “restos”. Los horarios rígidos son complicados para los PAS, porque ellos tienen su propio ritmo. Bajar estímulos (ruido, TV, dispositivos, etc.). Necesitan arte, música, pintura, libros, belleza, armonía.

Necesita ser escuchado y aceptado.

Entender que se es una PAS puede ayudar mucho a controlar la “sobre estimulación” que se recibe diariamente y que es la principal debilidad de las PAS, además de poder entender las enormes virtudes de ser una PAS que pueden aplicarse positivamente en los diferentes aspectos de la vida, como puede ser el ayudar a otras personas debido a su empatía, honestidad y sensibilidad, entre muchos otros. Entender que se es una PAS, es entender que no hay nada malo con uno mismo, que no se es un “fenómeno”, sino que simplemente se es diferente a otras personas y hay que entender esas diferencias. Pero también es importante reconocer los rasgos de una PAS en las relaciones sociales y de pareja para lograr compensar y balancear las interacciones con otras personas y obtener los mejores resultados posibles. 

Sólo como dato curioso, también se sabe que hay, al menos, unas cien especies del reino animal que tienen esta característica de alta sensibilidad.

Sentir a flor de piel las emociones es un privilegio de las PAS que tienen “los filtros de sensibilidad más abiertos” y por ello captan muchos más estímulos del entorno en el que interactúan, es una manera diferente de captar los estímulos u, por tanto, es una manera distinta y más profunda de entender el mundo que nos rodea. Es un término novedoso porque hace pocos años que se definió como tal, pero se ha demostrado que las PAS han evolucionado con la humanidad desde tiempos remotos. La ventaja, hoy, es que reconocer a las PAS les permite reconocer sus debilidades y potenciar sus fortalezas para desarrollarse y evolucionar más favorablemente ante el ambiente que les rodea. La alta sensibilidad se puede traducir en talentos excepcionales y en personas muy empáticas con sus semejantes y con la sociedad en general. Para reflexionar.

 

Referencias:

  • Elaine Aron (Elaine Nancy Spaulding), Psicóloga, doctora e investigadora, en 1991 definió la sensibilidad en el procesamiento sensorialy acuñó el término Highly Sensitive Person, traducido al español como Persona Altamente Sensible. Ha publicado siete libros sobre el tema. 
  • Alane Freund, Psicoterapista, consultora en alta sensibilidad, trabajó con Elaine Aron quien fue su mentora.
  • Karina Zegers de Beijl. Desde 2008 Coach Certificada especializada en Personas con Alta Sensibilidad. Acreditada por Elaine Aron (2015). Fundadora y presidenta de APASE, Asociación de Personas con Alta Sensibilidad de España(2010). A partir de marzo 2018: Official Consultant & Speaker de la Dra Elaine Aron.
  • Ted Zef Ph.D. Psicólogo, autor de cuatro libros sobre el rasgo de alta sensibilidad con un historial demostrado de trabajo con adultos sensibles y padres de niños sensibles. He consultado y dado talleres en 15 países y soy considerado uno de los expertos mundiales en el rasgo de alta sensibilidad, enfocado en consejería integral y psicoterapia del Instituto de Estudios Integrales de California.
  • Mariana García Quintana: Psicóloga mexicana con amplios estudios en diferentes ramas de la psicología. Reconocida por la doctora Elaine Aron como psicoterapeuta con conocimientos para tratar personas altamente sensibles.