SUSCRIBETE

24 Julio 2024, Puebla, México.

La entrega de las obras: incertidumbre de diciembre del 2023 / Rutilia Amigón Amigón

Gobierno /Cultura /Sociedad | Investigación | 17.NOV.2023

La entrega de las obras: incertidumbre de diciembre del 2023 / Rutilia Amigón Amigón

A seis años de los terremotos de 2017. Cuarta de 5 partes

Reconstrucción parcial de barda en Santiago Apostol, Chila de la Sal, 16 de abril de 2019.

Por otra parte, las obras del actual programa de intervenciones en su mayoría constituyen solo una primera etapa de los trabajos por realizar, lo cual registran las convocatorias y actas de fallo divulgadas en Compranet. Mientras tanto se ha estado anunciando en medios que la restauración de todo el patrimonio afectado concluirá en diciembre de 2023. Ante la confusa información al respecto surgen preguntas: ¿Cuál es el alcance real de los trabajos que pretenden entregarse en diciembre? ¿Se podrán usar los inmuebles después de que finalice la primera etapa? ¿Cuántas etapas más se tienen contempladas en cada inmueble?, ¿Cuándo se llevarán a cabo? Es importante que las comunidades reciban información fidedigna sobre todo esto, para no crear falsas expectativas ni surjan desavenencias con el tejido social.

Javier Aquino Limón secretario de gobierno de Puebla, en el acto público frente al templo de San Francisco de Asís en Xochiteopan, Atzitzihuacán, explicó en qué consistiría la primera etapa para ese inmueble: “…se harán trabajos de limpieza y clasificación de elementos colapsados, protección de bienes muebles e inmuebles, apuntalamientos, consolidación, trabajos de integraciones en muros y testeros, así como restauración de cúpulas y bóvedas, de la torre y el campanario.”(lajornadadeoriente.com.mx). ¿Todo a realizarse en tres meses en un inmueble con daños severos? Es decir muros fracturados y parcialmente derrumbados, sin cubiertas a causa del terremoto, entre otros daños. Sin embargo, el funcionario no dijo si se podrá usar el templo una vez concluida la etapa en curso, ni cuantas más están por venir, ni cuándo.

 

Templo de Santiago Apóstol o Jesús de Nazareth, en Axtlahuacán. Imagen de junio de 2023.

 

Templo de Santiago Apóstol o Jesús de Nazareth, en Acaxtlahuacán. Detalle en imagen de junio de 2023.

En fecha reciente el INAH difundió algunas convocatorias para concursar por ITP la segunda etapa de trabajos para algunos templos. Entre ellos se encuentran los inmuebles de Jesús de Nazareth en Albino Zertuche y el de Santiago Jacob, en la localidad de Mitepec, municipio de Jolalpan. Habrá más recursos para ambos inmuebles, sobre todo el de Acaxtlahuacán, que resultó muy averiado y le asignaron un presupuesto tan reducido. Pero inquieta el empalme con la etapa actual, que aún no concluye y que acortó aún más el plazo establecido debido al tardío inicio de actividades, en el primer caso fue por dos semanas y en el segundo de casi dos meses. Queda en la responsabilidad de los órganos fiscalizadores revisar si esa fragmentación del presupuesto para los inmuebles no viola alguna disposición legal.

Templo de Santiago Apóstol o Jesús de Nazareth, en Axtlahuacán, junio de 2023,

Por lo que toca a los proyectos integrales, en la actual fase incluyen tanto el proyecto ejecutivo, como el conjunto de acciones necesarias para la correcta intervención del bien patrimonial. Todas las obras que ha publicado INFRA en Compranet, se han contratado por proyecto integral y a precio alzado, es decir un importe que a juicio de las partes se fija para llevar a cabo los trabajos en un determinado plazo. El catálogo de obra incluido en los anexos de las 81 obras contratadas por el GOBP hasta finales de octubre considera el proyecto ejecutivo, entre otras acciones. Haber optado INFRA por ello es indicio de que el CINAHP no entregó todos los proyectos o lo hizo, pero con deficiencias.

Es indispensable traer a colación que el CINAHP licitó varios proyectos entre 2021 y 2022, y casi todos los declararon desiertos para luego asignarlos por AD. Sin embargo, esos casos aparecen de nuevo en los catálogos de INFRA. Los templos del municipio de Jolalpan son ejemplo de ello. ¿Se pagarán por segunda ocasión los proyectos y los estudios de esos inmuebles? Es necesario aclararlo con transparencia total.

Detaalle de restauraciónen templo de Santa Mónica, Cohetzala. 8 de oactubre de 2023.

 

Sobre los proyectos ejecutivos que las autoridades del CINAHP decidieron contratar en 2021 y 2022, para una cuarentena de templos, entre ellos 10 situados en la región de la Mixteca Baja, en las inmediaciones de Chiautla. (MundoNuestro - Periodismo Narrativo 2023), interesa dejar constancia que para entonces esos 10 inmuebles contaban con proyecto y varios habían suspendido trabajos desde 2019 al ser excluidos del financiamiento del seguro: entre ellos Jesús de Nazareth en Albino Zertuche, Santiago Caballero en Chila de  la Sal y Santa Mónica, Cohetzala. Así, los inmuebles que a su juicio tuvieran un avance menor al 25% se considerarían como obra no iniciada y proyecto a contratar. En ese rango incluyeron los templos citados, ignorando lo avanzado por las empresas Suicsa, Seina y Procase, a quienes, ante la presión social y porque habían realizado trabajos satisfactorios en Ixcamilpa, Pilcaya y Ocotlán, se les invitó a intervenirlos. Todo por indicaciones verbales de nuestros jefes en el INAH.

Esos constructores solventaron proyecto ejecutivo, estudios de suelo y estructurales, además realizaron trabajos preliminares y de consolidación. Entregaron su información al CINAHP para cobrar lo invertido, en el contexto del singular proceso de “reconocimiento de deuda”, quizá solo un recurso creado ante los numerosos reclamos de impagos. A pesar de la entrega de esos proyectos y estudios al CINAHP, sin explicaciones, este licitó proyectos para esos templos en la Mixteca.

Al enterarse de los convenios entre el GOBP y el INAH, algunos acudieron en junio a INFRA para manifestar su interés de participar en los concursos y tener la posibilidad de concluir los trabajos detenidos por la suspensión de pagos. Pero les informaron que las obras ya estaban adjudicadas. Esa dependencia, como ya se dijo, inició con la publicación de procedimientos, hasta finales de julio y el primer paquete de obras lo contrató el 8 de agosto de 2023. Por tanto, en junio las obras ya estaban comprometidas.

Gabriela Hernández en su nota de la revista Proceso del mes de septiembre, mencionó el desaire hecho a las firmas que iniciaron trabajos en la Mixteca e informó de recorridos realizados conjuntamente por personal de INFRA e INAH con empresas, antes de que se publicaran las convocatorias en Compranet. No se trató de las visitas indicadas por la Ley de Obras, sino de arribos previos para anunciar el próximo inicio de la obra y presentar a los constructores que se haría cargo de ésta. Vecinos de algunas comunidades informaron también de otras visitas anticipadas. Esta práctica de comprometer las obras mucho antes de comenzar la difusión del proceso de licitación es un comportamiento que continúa, así como otros vicios. https://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/los-terremotos-del-2017-primera-parte/ 

El periódico digital Diario Puntual difundió que el 21 de julio se reunieron en la localidad de Teopantlan, Puebla, funcionarios de INFRA, CINAHP y la constructora R&C SA de CV para “coordinar” los trabajos de restauración en el templo de Santiago Apóstol. Hasta el 14 de septiembre se firmó el contrato OP/IF3007/SA/SI-2023-R046 con tal empresa para ese inmueble, por un monto de $1,539,378.39 pesos, sin impuestos, junto con otros cuatro más que integraron el paquete, cuyo total fue de $18, 067,725.86 M.N. sin iva. Así, en las licitaciones en curso no hay competencia real entre participantes sino compromisos y vicios que derivan en una simulación de los concursos. https://www.diariopuntual.com/regionales/2023/07/21/34191/inician-reconstruccion-de-la-parroquia-de-santiago-apostol-en

Hoy en día el CINAHP y el GOBP, han contratado obras para los templos que suspendieron actividades en la Mixteca durante 2019. Las constructoras a las que se les adjudicaron los contratos en 2023, recibieron el bien patrimonial con avances en algunos trabajos de reparación de fracturas y grietas que el INAH no pagó. La equivocada decisión de considerar como obra no iniciada trabajos cuyo avance fuera menor al 25% propició que sean otras firmas las que los cobren. Además, ni Suicsa ni Seina ni tampoco Procase fueron invitadas a concursar, según consta en la sección de Difusión de Procedimientos de Compranet.