SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

El basurero a cielo abierto en Magdalena Cuayucatepec y la ilegalidad del ayuntamiento de Tehuacán / Martín Barrios   

Sociedad civil organizada /Naturaleza y sociedad /Gobierno /Justicia | Investigación | 14.ENE.2024

El basurero a cielo abierto en Magdalena Cuayucatepec y la ilegalidad del ayuntamiento de Tehuacán / Martín Barrios  

Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán (CDHLVT)

Martes 5 de diciembre del 2023, acompañamos como Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán (CDHLVT) la visita que hicieron inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) al basurero a cielo abierto en terrenos de la comunidad de Magdalena Cuayucatepec.  Los funcionarios responden a la denuncia popular hecha y presentada ante dicha dependencia por ciudadanos y ciudadanas del Municipio de Santiago Miahuatlán, la cual fue recibida por el ingeniero Gonzalo Rafael Coello García  el 22 de junio de 2023, en su carácter de subprocurador inspección industrial respecto a basureros ilegales, descargas de aguas azules, residuales e industriales de diversas lavanderías de mezclilla de la industria maquiladora de la confección textil, tabiqueras o ladrilleras que utilizan llantas de tráiler y automóviles así como residuos sólidos urbanos, de manejo especial e industriales generados por la población, industrias avícolas y porcícolas, maquiladoras y lavanderías de mezclilla como combustible para cocer tabiques y ladrillos.  Una larga cuenta entonces la que refiere esta inspección. Atravesamos la autopista y nos internamos a un territorio que está dentro de polígono de Magdalena Cuayucatepec o de Santiago Miahuatlán, según las diversas interpretaciones agrarias o territoriales.

Visitamos un basurero a cielo abierto, en el cual a simple vista y tal como lo pueden apreciar quienes vean con atención las imágenes que acompañan este texto --las cuales fueron presentadas como pruebas documentales en la denuncia popular que presentó la  CDHLVT; en la Oficialía de Partes de la PROFEPA, el pasado 13 de diciembre de 2023 en la Ciudad de México contra el Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, por el basurero que administra la Presidencia o Junta Auxiliar Municipal de Magdalena Cuayucatepec, Tehuacán, Puebla--, se vierten desechos de todo tipo, desde residuos sólidos urbanos de la población obrera y campesina de Magdalena Cuayucatepec, los de manejo especial y los peligrosos o industriales que mencionamos en el párrafo anterior.

 

Aparecen los responsables de este ilegal y ecocida basurero a cielo abierto, así como las evidencias del tipo de residuos vertidos en el mismo

 

Cuando estamos recorriendo ese basurero a cielo abierto, que se ubica en un paraje denominado o conocido coloquialmente como “La Pedrera”, en compañía de dos inspectores bajo el mando del Ingeniero Gonzalo Rafael Coello García, subprocurador de Inspección Industrial de PROFEPA y un inspector de la dependencia con oficinas en Puebla y los ejidatarios y comuneros de Santiago Miahuatlan, apareció una camioneta oficial tipo patrulla policiaca,  con las leyendas  de “Gobierno de Tehuacán, Desarrollo y Futuro, 2021-2024”  y “Vigilancia, Presidencia Auxiliar, Magdalena Cuayucatepec”. Baja de esa unidad oficial una señora que se presenta como regidora de hacienda de la Presidencia Auxiliar de Magdalena Cuayucatepec, que se llama Adriana Celís Soriano, diciendo con cierto autoritarismo:

--Buenas tardes, ¿Hay algún problema?

--Pues usted dígame, la verdad si es un problemón --le contesta uno de los inspectores de PROFEPA-- queremos ver la responsabilidad de lo que estén depositando aquí y en quién recae.

--Mmmjumm murmura la regidora Celís Soriano.

--¿Usted de dónde viene?  --inquiere el inspector ambiental.

-- De la Presidencia de Cuayuca –responde ella.

--¿Del gobierno de Tehuacán, Junta Auxiliar?, preguntó nuevamente el inspector.

-- Sí --comenta Celís Soriano

--¿Entonces esto es residuos sólidos urbanos y de manejo especial del municipio de Tehuacán?, pregunta uno de los tres inspectores presentes.

--Pues…--dubitativamente y calladamente gime la regidora.

--Dígame, es si o es no...

--Bueno sí, ahorita yo le mencioné al Presidente.

 

De hecho, tal cómo se puede observar en el video mencionado testimonial de esta conversación --que fue ofrecido como prueba en la denuncia popular presentada el13 de diciembre de 2023 contra el Ayuntamiento Municipal de Tehuacán por el basurero que administra la Presidencia o Junta Auxiliar Municipal de  Magdalena Cuayucatepec, Municipio de Tehuacán, Puebla-- a unos metros de donde se realizaba el encuentro entre los inspectores de PROFEPA, ejidatarios y comuneros de Santiago Miahuatlan y la funcionaria auxiliar municipal mencionada, existen montículos de residuos industriales provenientes de lavanderías de mezclilla, como rocas volcánicas llamadas “piedra pómez” y desechos textiles de procesos como “sand blasting” y otros más, que se utilizan en las labores de terminados de la moda de los pantalones de mezclilla o “blue jeans”, además de bolsas de plástico usadas en los invernaderos de las empresas agroindustriales de la zona, que son de capital local y extranjero como las inversiones de origen asiático, que están ubicadas en Santiago Miahuatlan, Magdalena Cuayucatepec, San Bartolo Teontepec, Tepanco de López y otros pueblos de la parte alta del Valle de Tehuacán.

El diálogo continúa y cuando volvimos a enfocar la toma del video del teléfono celular en la plática mencionada, en el momento en que se hablaba sobre la camioneta o vehículo mencionado anteriormente, se mencionó lo siguiente:

--¿Ese vehículo se los dio Miahuatlán?, preguntó uno de los inspectores.

--No, el vehículo fue otorgado de Tehuacán” -refiriéndose obviamente al Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, contesta Adriana Celís Soriano.

--¿Y usted representa a la Junta Auxiliar?

--Si, a la Junta Auxiliar --afirma la regidora auxiliar

--Y yo decía para qué, no sé, para Monte Chiquito, El Molino, Barranca del Carmen... --comenta un vecino de Santiago Miahuatlán, refiriéndose a colonias y parajes de este municipio y población colindante con Magdalena Cuayucatepec y San Lorenzo Teotipilco, ambos pueblos de la municipalidad tehuacanera.

--Ah, no, no, todo esto le pertenece a Cuayuca… Este basurero es de la Junta Auxiliar de Cuayuca” --vuelve a contestar Celís Soriano

--¿Pero cómo le conocen en sí, al sitio? --pregunta el inspector que inquiría en el diálogo.

--Pongamos que está el tiradero… ¿Cómo le conocen a este sitio? –pregunta el otro  funcionario ambiental federal.

--Pues lo tenemos identificado como “relleno sanitario --responde Celís Soriano

--Pero, es que no sé… ¿Si ha leído Usted sobre la norma oficial 083, la cual regula un relleno sanitario?-- pregunta el inspector referido.

--No, la verdad no --acepta Celís Soriano

--Esto no lo podemos llamar “relleno sanitario”, es un tiradero a cielo abierto, entonces la afectación al entorno, a la salud, al medio ambiente, pues es muy evidente. Por eso, ahora que dice “relleno sanitario”, le faltaría todo para ser un “relleno sanitario”. Y si Ustedes están depositando aquí, como Junta Auxiliar --aclara el inspector.

--Si, es exclusivo de la Junta Auxiliar”, confirmó la regidora auxiliar.

--Pero lo están haciendo mal, porque no hay ni siquiera una membrana que proteja la generación de lixiviados. Y estos depósitos de este material, que no es sólido urbano, esto ya es de una industria --continua aclarando el inspector.

--Esto es de una lavandería –al fin intervengo, señalando y enfocando la cámara del teléfono celular a un montículo de residuos peligrosos o industriales de color azul, consistentes en piedras pómez y lodos teñidos de azul mezclilla.

--Esta información siempre la tiene que tener en cuenta cualquier autoridad del nivel que sea, federal, estatal, municipal; y como Junta Auxiliar no pueden estar haciendo esto. O sea, hay unas normas que cumplir, en un sentido común incluso. Me imagino, yo vengo de otro lado; Usted, me imagino que es de aquí… --sigue aclarando y señalando el funcionario inspector de la PROFEPA.

--Si claro –afirma Celís Soriano

--Entonces, está actividad, no creo que sea padre, si usted se recuerda su niñez, cuando conoció aquí, y ahorita la convirtieron en un tiradero. Digo, esto es nada más una plática, pero si acude como autoridad, si está mal. Cómo representante de una comunidad, de uno pueblos; si tiene arraigo y tradición, pues está mal, porque esto no se hace. Aunque sea una autoridad así de pequeña. Es como si en la casa, la basura la echáramos ahí enfrente en la sala, en la tele, pues no. Hay un sitio, incluso a un bote se le pone una bolsa, son condiciones de sentido común, y aquí vemos que no se están respetando; pero bueno, este es un recorrido con la comunidad para ver cuál es la situación que impera, somos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, por eso es que estamos atendiendo la denuncia ciudadana, pues como lo marca la Constitución en el artículo 4to, el derecho a un medio ambiente sano, y esto no lo está propiciando, pero bueno, vamos actuar ya en consecuencia, y le repito, esto es en atención a los ciudadanos que acuden a nosotros como autoridad para ver lo que está pasando aquí y fincar responsabilidades.

Así remata el funcionario principal de la PROFEPA ese diálogo.

 

En esas estamos cuando somos testigos de que no solamente la Presidencia o Junta Auxiliar Municipal de Magdalena Cuayucatepec vierten la basura de la población, ya que vemos llegar un camión de las desecadoras o deshidratadoras de huevo a tirar sus residuos; al ver que están los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente desisten de hacerlo y regresan por el camino vecinal que conduce al municipio de Santiago Miahuatlan.

Es evidente que también tiran o vierten su basura y residuos empresas, factorías y rastros; los cuales son clasificados de manejo especial y peligrosos o industriales, como tripas o pellejos, bolsas de plástico provenientes de invernaderos, maquiladoras y lavanderías de la industria de la confección - textil.

 

La ilegalidad de este basurero a cielo abierto

 

            Este basurero a cielo abierto, ubicado en el paraje denominado “El Pedregal”, el cual es operado y administrado por la Presidencia o Junta Auxiliar de Magdalena Cuayucatepec, es ilegal porque no cuenta con Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), así como por el hecho de que las Juntas o Inspectorías Auxiliares Municipales no tienen facultades para construir, operar y administrar rellenos sanitarios ni basureros de ninguna índole, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la Ley Orgánica Municipal del Estado Libre y Soberano de Puebla, dentro del “Capítulo XXVII, de los Pueblos y sus Juntas Auxiliares”;

 

Es claro que los Ayuntamientos Municipales son los responsables y facultados  de manera constitucional de la limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos  y, en el caso de Tehuacán, los responsables de lo mencionado anteriormente son el Ayuntamiento Municipal  y el organismo público descentralizado denominado “Organismo Operador del Servicio de Limpia de Tehuacán, OSSELITE”.

 

            Además de lo ilegal de este basurero a cielo abierto, es un tiradero clandestino de desechos industriales sumamente tóxico para la salud, el entorno, el agua y el medio ambiente, ya que los residuos depositados no sólo son residuos sólidos urbanos o basura de la población, sino que se vierten residuos de manejo especial y peligroso o industriales, tal como lo hemos descrito y está a la vista.

 

            Las pruebas que demuestran lo que afirmamos en la denuncia popular que presentamos contra el Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, por permitir este tiradero tóxico en Magdalena Cuayucatepec,  en cuanto a su ilegal existencia y la presencia  no sólo de residuos sólidos urbanos, sino los de manejo especial y peligrosos o industriales, contradice de manera manera contundente lo afirmado por el presidente auxiliar Celso Francisco Dorantes de Magdalena Cuayucatepec, en una entrevista realizada por Iván González y publicada en El Sol de Puebla el pasado jueves 11 de enero del presente año.

            En sus declaraciones se confirma que este basurero tiene dos décadas de existencia y regencia de la Junta Auxiliar que él preside, pero menciona con carencia de veracidad que ese tiradero sólo tiene la presencia de la basura de la población de  doce colonias y el centro urbano de Magdalena Cuayucatepec, ya que es evidente que residuos de manejo especial y peligrosos o industriales, tienen una voluminosa y prologada presencia en ese sitio, que según su información tiene un perímetro de dos hectáreas.

 

            Otra cuestión contradictoria en sus declaraciones es que, según su versión y posiblemente cierta, este ilegal tiradero a cielo abierto fue aprobado por la población dentro de una decisión en el sistema de “usos y costumbres”, pero lo cierto es que la población de La Magdalena Cuayucatepec, hasta donde es sabido, no se autodetermina como Pueblo Originario Indígena Popoloca e incluso ya no se habla la lengua indígena nwigua.

 

            Pero además de lo anterior, el Artículo 2 de la Carta Magna, establece en el inciso A, lo siguiente:

 

            A.- Esta Constitución reconoce y garantiza el derecho de los pueblos y las comunidades indígenas a la libre determinación y, en consecuencia, a la autonomía para:

 

            I.- Decidir sus formas internas de convivencia y organización social, económica, política y cultural.

 

            II.- Aplicar sus propios sistemas normativos en la regulación y solución de sus conflictos internos, sujetándose a los principios generales de esta Constitución, respetando las garantías individuales, los derechos humanos y, de manera relevante la dignidad e integridad de las mujeres en condiciones de equidad frente a los varones, en un marco que respete el pacto federal y la soberanía de los estados.

 

 

            Es claro que este basurero o tiradero a cielo abierto viola flagrantemente el derecho humano conferido en el Artículo 4to de la Carta Magna, que garantiza el derecho a la salud y a un medio ambiente sano; ya que los llamados “usos y costumbres” de cualquier pueblo, están permitidos siempre y cuando no violen los derechos humanos, como lo son a la salud y a un medio ambiente sano, como sucede con este basurero a cielo abierto.

 

 

¿Qué le exigimos a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente con la denuncia popular que presentamos contra el Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, por la existencia y administración de este tiradero tóxico?

 

1.- Que se continúen haciendo las inspecciones que la legislación relativa y aplicable contempla para este proceso administrativo.

 

            2.- Que le solicite al Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, toda la información respectiva a este ilegal basurero a cielo abierto ubicado en Magdalena Cuayucatepec.

 

            3.- Que le solicite a la Presidencia Auxiliar Municipal de Magdalena Cuayucatepec, la documentación relativa a este basurero, para saber si este tiradero a cielo abierto cuenta con la autorización de un Manifiesto de Impacto Ambiental para haber construido, operado y administrado este ilegal basurero o tiradero a cielo abierto.

 

            4.- Que le solicite a la Presidencia Auxiliar Municipal de Magdalena Cuayucatepec la documentación relativa a la administración de este basurero, para despejar las siguientes interrogantes:

 

            ¿Cuánto se cobra por impuesto a la población para la recolección y depósito de residuos sólidos urbanos en este basurero?

 

            ¿Cuál es el padrón de usuarios del sistema de recolección de basura en la referida población?

 

¿Cuáles son las empresas avícolas, porcícolas, deshidratadoras de huevo, maquiladoras de prendas del vestuario y lavanderías de mezclilla y, agroindustrias que la Presidencia Auxiliar de Magdalena Cuayucatepec tiene registradas en su lista de contribuyentes para que tiren sus residuos en este basurero y cuánto ingresa a las arcas de estas autoridades?

 

            Que la PROFEPA lleve a cabo todo el proceso administrativo aplicable para tener toda la información de este basurero.

 

5.- Que se lleven a cabo los análisis y pruebas relativas, para saber si existen lixiviados que estén infiltrando y contaminando mantos acuíferos, manantiales, galerías filtrantes y aguas subterráneas de Magdalena Cuayucatepec.

 

6.- Que una vez que se hagan las inspecciones aplicables y esta Procuraduría tenga en su poder todas las pruebas, de la evidente ilegalidad y toxicidad de este basurero, emita la RESOLUCION obligada, es decir, que se CLAUSURE TOTAL Y DEFINITIVAMENTE este contaminante e ilegal tiradero a cielo abierto ubicado en Magdalena Cuayucatepec.

 

7.- Dentro de esta RESOLUCIÓN, solicitamos se obligue a los responsables de este ilegal, criminal y tóxico basurero a llevar a cabo la REMEDIACIÓN Y SANEAMIENTO AMBIENTAL relativa y aplicable.

 

 

 

Los delitos y omisiones ambientales del Ayuntamiento de Tehuacán

 

Esta denuncia la estamos presentado en paralelo a otra más, la cual es relativa a la inexistencia de una planta tratadora de aguas residuales, toda vez que es evidente la responsabilidad del Ayuntamiento Municipal de Tehuacán en cuanto a proteger el territorio y el medio ambiente de nuestra municipalidad, ya que de manera abierta, pública y sistemática comete omisiones y delitos ambientales.

 

Una muestra es el tramposo saneamiento y remediación que está haciendo en el “relleno sanitario” municipal de Tehuacán, ubicado en el pueblo nahua de Santa María Coapan, que fue clausurado total y definitivamente por PROFEPA en junio de 2023, gracias a la lucha del “Comité de Bienes del Pueblo y Vigilancia de Santa María Coapan” y, de todas y todos los que asesoramos y acompañamos está histórica defensa del territorio, el agua y el medio ambiente, es decir nuestra Casa Común o Madre Tierra.

 

Un acto que exhibe la opacidad y oscuridad en materia ambiental del Ayuntamiento Municipal de Tehuacán es la licitación que le concedieron en evidentes actos faltos de transparencia a la empresa Caminos, Acarreos, Proyectos y Materiales de la Sierra, S. A. de C.V” para el falso y tramposo saneamiento y remediación ambiental en el “relleno sanitario” municipal ubicado en Santa María Coapan, ya que está empresa se dedica a construir banquetas, carreteras, caminos o guarniciones, no a sanear y remediar daños ambientales.

 

 Otra evidencia de los actos ecocidas e inconscientes del Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, es el basurero ilegal que hicieron por acuerdo mayoritario del cabildo y que denominaron “Patio de Maniobras” en el pueblo de San Marcos Necoxtla, lugar en donde el OSSELITE por órdenes del Ayuntamiento, depositó de manera ilegal cerca de 1,200 toneladas de todo tipo de residuos, según los cálculos de la PROFEPA.

 

Esta estación de transferencia nombrada “Patio de Maniobras”, la hizo ilegalmente el Ayuntamiento Municipal de Tehuacán ante el cierre por la población del Santa María Coapan del “relleno sanitario” municipal; ante su falta de visión, planeación y desdén por cumplir con leyes y normas oficiales mexicanas en materia ambiental relacionadas con la limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos.

 

Paralelo al basurero ilegal denominado “Patio de Maniobras”, en donde actualmente están levantado la basura para transferirla al “relleno sanitario” Chalchicomula de Sesma o Ciudad Serdán, debido a la resolución respectiva de PROFEPA, el Ayuntamiento Municipal que preside Pedro Tepole Hernández, socavó tres hectáreas al estilo de hacer albercas u hoyos de treinta metros de profundidad aproximadamente, para construir un nuevo “relleno sanitario”.

 

Actos y hechos sumamente ecocidas como los anteriormente descritos, ya que a pocos metros de las hectáreas socavadas se encuentra el Manantial “La Taza”, que abastece de agua para uso doméstico y agrícola a los pueblos nahuas de San Francisco Altepexi y San Gabriel Chilac.

 

            Otro acto que desnuda la inconsciencia y opacidad del actual Ayuntamiento Municipal de Tehuacán, es que en su perspectiva de mediano y largo plazo para construir supuestamente un moderno centro de reciclaje o planta tratadora de basura que pretenden  edificar en el polígono ejidal de Santa Cruz Acapa --abajo y junto a los farallones del histórico “Cerro Colorado”, en dónde a unos metros está ubicado el original Tehuacán llamado “Ndjachian” con su museo de sitio y sus pirámides y su estructura prehispánica-- licitaron de manera oscura y carente de transparencia a la empresa “Hova Green, S.A.P.I. de C.V.”, la cual se dedica a embotellar la amenaza  para el territorio, es decir el mezcal, no a construir centros de reciclaje, plantas de tratamiento de residuos o rellenos sanitarios.

 

El futuro y cercano cierre del basurero o “relleno sanitario” ubicado en la población de Chalchicomula de Sesma o Ciudad Serdán, en el cual se vierten residuos de todo tipo, provenientes de doce municipios --Aljojuca, Atzitzintla, Cañada Morelos, Chichotla, Esperanza, Quimixtlán, San Juan Atenco, San Nicolás Buenos Aires, Tlachichuca, Vicente Guerrero, Tepanco de López y Tehuacán-- es todo un desafío a los tres niveles de gobierno.

 

Es necesario y obligatorio que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el gobierno federal tomen cartas en ese grave asunto ambiental, ya que el Ayuntamiento Municipal de Tehuacán comete delitos y omisiones ambientales de manera sistemática con la complicidad de la Secretaría del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del gobierno del Estado de Puebla, ya que no vigilan ni desarrollan una política protectora del medio ambiente y siempre otorgan Manifiestos de Impacto Ambiental para construir, operar y administrar “rellenos sanitario” de residuos sólidos urbanos, pero la realidad que podemos ver en los basureros o rellenos sanitarios como el municipal ubicado en Santa María Coapan, el de Magdalena Cuayucatepec o en el de Ajalpan, por medio de omisiones y corrupción, las empresa maquiladoras y lavanderías de la confección textil vierten sus residuos industriales, peligrosos y cancerígenos, de manera indiscriminada, sus lixiviados contaminan manantiales, acuíferos, galerías filtrantes y aguas subterráneas, dañan la salud  y destruyen flora y fauna en su contaminante paso por la Madre Tierra.