SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

Cuando la maquinaria se engrasa: recordar los tiempos del déspota

Sociedad /Política /Sociedad civil organizada | Crónica | 24.ABR.2024

Cuando la maquinaria se engrasa: recordar los tiempos del déspota

24 de abril de 2014: crónicas del archivo de Mundo Nuestro

Expropiaciones exprés, órdenes de aprensión extraídas de la manga, detenciones fielmente cumplidas. Para todo hay: para las tierras industriales de Audi, para el gas de las termoeléctricas de CFE, para el control laboral en el Ayuntamiento. Y en cualquier lado se encuentra: entre antiguos hacendados, entre campesinos opositores a la obra pública, entre dirigentes corruptos caídos en desgracia.

Para todos, y con los mejores usos de la vieja maquinaria estatal priista.

El estado es una maquinaria normalmente yerta, diré mejor ciega, ante la cotidiana trasgresión de la ley, muchas veces desde sus propios órganos de gobierno.  Pero de cuando en cuando despierta para dejar caer la guillotina sobre quienes los que detentan el poder consideren necesario.

Y no dejo de hacerme preguntas: Estado y gobierno, ¿dónde está la frontera que delimita los conceptos? ¿Quién y cómo decide lo que son las acciones de Estado? ¿Cómo se define lo público frente a lo privado a la hora de aplicar la ley? ¿Cómo contemplamos los particulares lo que un gobierno define como interés público, por ejemplo un gasoducto para generar electricidad o un terreno agrícola para fraccionamiento industrial? ¿Cuándo y por qué se acciona este engranaje? ¿Y cuándo alguien se convierte en delincuente peligroso sin derecho a fianza? ¿Cuándo en “objeto de interés público”? ¿Por qué no se siente público, colectivo, esta acción patrimonial del Estado? ¿Estado represor contra Estado democrático?

Pero también: ¿constituye delito la acción defensiva, por ejemplo, de un grupo de campesinos retiene contra su voluntad a trabajadores de la CFE en una comunidad que no ha aceptado la propuesta de que por sus terrenos pase un gasoducto a metro y medio de profundidad? Y así es, ¿por qué Comisión Federal de Electricidad no presentó denuncia penal en su momento?

 

+++++




En todo esto pienso hoy jueves 24 de abril, cuando los acontecimientos se nos vienen encima a todos. Y cuando, para pena del gobierno en turno, los grupos organizados de la sociedad civil dan una idea de que, a pesar de todo, la sociedad mexicana ha cambiado.

Primero el desplegado de los académicos del Comité Académico del Centro de Estudios del Desarrollo Económico y Social de la Facultad de Economía de la BUAPfirmado el día 21:

 “No es aceptable bajo ninguna circunstancia la VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS CONSTITUCIONALES  y mucho menos el que existan grupos armados que AMENACEN Y BUSQUEN AMEDRENTAR a los ciudadanos que defienden sus derechos. Asimismo, convocamos a las autoridades gubernamentales a una mayor apertura al diálogo y la libre discusión de los proyectos que afectan las vidas de todos nosotros, por los riesgos involucrados y los efectos sobre la salud y el medio ambiente que conllevan.”

El martes la movilización estudiantil en defensa del doctor Pérez Aviles; leo en e-consulta lo dicho por algunos de ellos:

Los alumnos de sociología, en especial quienes realizan estudios socio-ambientales sobre las repercusiones que puede generar la instalación de gasoductos en la zona del volcán Popocatépetl, aseveraron que han recibido amenazas y se les ha "sugerido" que no realicen pronunciamientos contra el proyecto que impulsa la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos, señaló René Trujillo, estudiante de sociología.

Ayer miércoles las declaraciones del rector de la Ibero Puebla, Jorge Fernández Font, quien pidió a las autoridades no criminalizar las protestas, y no fabricar pruebas para favorecer "un aparente desarrollo". Y dijo más: "No es posible que un académico sea allanado en su casa, poniendo en riesgo la privacidad de su familia, y si ya sucedió tienen que esclarecerse los hechos. Debe existir justicia."

Y el rector Esparza también salió a los medios: "Desde el día que tuvimos conocimiento de los eventos. Tratamos de comunicarnos con él. Se verificó que no existía ninguna orden de aprensión. Ha trabajado con todo profesionalismo. Él sabe que cuenta con todo el respaldo de la universidad."

Para seguir hoy jueves con las declaraciones en el noticiario de Carmen Aristegui por el secretario de Gobernación estatal:

“La Procuraduría General de Justicia del Estado no tiene, hasta este momento, ninguna acción u orden de aprehensión en contra del citado doctor Pérez Avilés, ni en contra de ningún miembro del sector académico del Estado.”

Y junto el boletín de su propia oficina: “Se ratifica el más amplio respeto a la libertar de expresión y de manifestación de los ciudadanos, mientras en su ejercicio no se afecten derechos de terceros o se incurra en la comisión de actos delictivos.”

Y el mismo jueves el desplegado que firma 158 intelectuales  encabezadas por nombres que acalambran a los gobiernos: Noam Chomsky, MIT.  EE.UU. , Eduardo Galeano,  Uruguay, Michael Löwy,  CNRS, Francia, John Holloway, ICSyH BUAP, México, Gustavo Esteva, Unitierra Oaxaca, México, Enzo Traverso, Cornell University, Italia, Atilio Borón, Argentina, Armando Bartra, México, Raúl Zibechi, Uruguay, Víctor Manuel Toledo, México, Carlos Fazio, México, Gilberto López y Rivas, México, Greg Grandin, EEUU, Margarita López Maya, Venezuela, Clara Jusidman, México, Javier Sicilia, México.

Y más de setenta asociaciones civiles mexicanas y extranjeras. La ciudadanía organizada que le recuerda al gobierno en turno que el Estado no sólo lo conforman las instituciones gubernamentales.

Y para cerrar el jueves 24, el video en el que el doctor Pérez Avilés expone su queja: del acoso en Puebla, a la amenaza velada por el acoso en Tlaxcala.

http://www.youtube.com/watch?v=wNUcHSzqGYo





En el recuento, mientras escribo, veo que la discusión ha pasado al territorio que más le  incomoda al gobernante en turno: los medios sueltos y fuera de su control.

Al final los interrogantes: ¿Cuál es la lógica de todo esto? ¿Por qué somos incapaces de analizar y discutir en público los problemas estratégicos del desarrollo de nuestra sociedad? Tú y yo encendemos la luz, echamos gasolina, nos comemos un bistec, ¿y quién se preocupa por su fuente? ¿Hace cuántas décadas que el petróleo se extrae de los pozos veracruzanos, tabasqueños, campechanos sin que nos preocupe en absoluto lo que viven los campesinos y su tierra y mar sobre en donde se plantan las torres y plataformas? ¿y qué dijimos cuando se impusieron los pozos para la extracción de agua potable en Neltican? ¿Y cuándo se expropiaron los campos abiertos de Tlaxcalancingo para el proyecto Angelópolis? ¿Y recién el año pasado, cuando se abrieron en tajo las lomas de Nopalucan para extraer los millones de toneladas de tierra para la plataforma de Audi en San José Chiapa? ¿Por qué el discurso del gobierno siempre acaba enfrentado con los pueblos por los que pasa el desarrollo económico? ¿Por qué las instituciones de educación superior como la Ibero y la BUAP están al margen de las decisiones que toman los funcionarios en turno?

Al final me detengo. Las preguntas siempre llegan tarde.

 

+++++

 

Ahora mismo, en las últimas semanas, el Estado es una maquinaria engrasada, un cuchillo certero traducido con marca de los tres poderes con legislaciones a modo, órdenes de aprensión  y decretos expropiatorios, en células de judiciales que cumplen mandatos de jueces como herramientas de procuradurías infalibles. 




Casi al mismo tiempo la expropiación expedita y sin aviso a los afectados de 700 hectáreas de la familia Maurer, las detenciones de opositores --con autos de formal prisión otorgados por el juez de turno-- al gasoducto de CFE que ya se construye en una línea que cruza territorios de Texmelucan y Atlixco rumbo a Morelos, y la caída libre hacia el CERESO vía entrega de toma de nota de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje a sus opositores en el sindicato del Ayuntamiento del dirigente Israel Pacheco.

El Estado aplicado: decretos, órdenes de aprensión, tomas de nota. ¿Por qué esta eficiencia burocrática nos confirma el Estado de siempre, teledirigido desde un Ejecutivo decidido como un Destino Manifiesto?

 

+++++

 

El lunes de arranque de la semana santa el juez penal de Cholula, Alejandro  León Flores, dictó auto de formal prisión contra los activistas Juan Carlos Flores Solís y Enedina Rosas, integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Puebla, Tlaxcala y Morelos (FPDTAPTM), quienes fueron detenidos la semana pasada por oponerse al Proyecto Gasoducto Morelos. El martes otro juez hizo lo propio con Abraham Cordero Calderón líder del Frente Campesino de Ejidatarios y Pequeños Propietarios del Valle de Texmelucan y la Sierra Nevada. Además, validó la petición del Ministerio Público y le negó la fianza por considerarlo peligroso.

Para Juan Carlos Flores Solís el auto es por los delitos de despojo, extorsión y motín, que son graves y no permiten caución, así como por ataque a la infraestructura hidráulica, el cual alcanza una fianza de 180 mil pesos. El juez puede condenarlo a 32 años de cárcel. El acusador es el gobierno estatal a través del Sistema de Administración de Agua y Alcantarillado y de la Dirección de Análisis Político dependiente de la Secretaría General de Gobierno. Los hechos por los que fue detenido ocurrieron el 3 de abril del 2012 en la ciudad de Puebla, en una protesta del  Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Puebla, Tlaxcala y Morelos (FPDTAPTM).

¿Por qué hasta apenas la semana pasada la Procuraduría procedió a, como dicen los abogados criminalistas, “cumplimentar la orden de aprensión”? ¿En qué momento el “gobierno” pasó a ser “Estado”? ¿Cómo funciona esta memoria? ¿Acaso como las fotomultas que retratan instantes en la vida de los ciudadanos que saltan barreras invisibles para el ojo que no mira el tablero pero no para la computadora vial?

¿Por qué la CFE no interpuso demandas contra los pobladores que retuvieron a sus ingenieros por varias horas en alguno de los pueblos por los que pasa su gasoducto? ¿Por qué no interpuso demanda precisamente contra Juan Carlos Flores del que se dice que retuvo por dos días en una bodega a personal de esa empresa? ¿Pero por qué no aprendieron a Juan Carlos Flores cuando se interpuso la demanda por lo ocurrido en la ciudad de Puebla hace dos años?

 

+++++

 

Convengo en algo: es un tema complejo el del gasoducto. De un lado, los argumentos técnicos de los ingenieros deCFE afirman que es imposible que ocurra un siniestro, que la tecnología es fiable, que no deben temer nada los campesinos. De otro, también con argumentos técnicos --la línea pasa justo en la zona de riesgo por el Popocatépetl--, se afirma de las consecuencias que puede tener un ducto de este tipo. En medio, pobladores de comunidades rurales que mal escuchan a unos y a otros. Y alrededor de todo, la desinformación sobre el avance del proyecto: sus ejecutores, sus alcances, sus avances. ¿Quién sabe ahora cuántos propietarios de tierra, ejidatarios o no, han aprobado el paso del ducto por sus terrenos? ¿Cuántos cabildos han otorgado los permisos de construcción? ¿Cuántas promesas de apoyos ha hecho CFE, cuántas casas ejidales, cuántas unidades médicas? 




Foto de Imagen poblana.com

 

Me escribe un amigo por cuyos terrenos va a pasar el ducto que construye la CFE para sus termoeléctricas.

“A nosotros nos vinieron a ver los ingenieros de Comisión hace 22 meses. Vinieron a hablar con todos los de la zona. Es muy fácil decir que no a todo, y más fácil prender el suich y que se haga la luz sin saber qué pata puso ese huevo. Por eso nosotros pusimos mucha atención en lo que nos dijeron. Nos consta su paciencia y buen modo. Fueron educados y certeros en su explicación.  Ellos quieren hacer todo por la buena. Un chipileño no quiso dar el derecho de paso, así que mejor buscaron otra trayectoria. Ellos dicen que pasar un gasoducto por tierras agrícolas es más limpio y con menos riesgo que lo que se hace actualmente. El tubo va enterrado dos metros y la única restricción es por donde pase no se puede construir ni por encima ni a 20 metros por lado. Pero sí se puede  sembrar, no pasa nada. Y por el derecho de paso van a pagar bien. Dicen que ya tienen miles de metros arreglados. Este gasoducto va a producir luz limpia para Morelos, que tiene déficit, mientras en Tabasco y en Chiapas se produce  luz quemando petróleo crudo. Entendimos que no es lo mismo oleoducto que gasoducto. Todos consumimos luz y no nos importa ni por quién ni cómo se genera, ojos que no ven, corazón que no siente… El problema es que la gente no le cree al gobierno, por más que explique, y más le hacen caso a otros, como los que dicen que el gasoducto explotará con la erupción del Popo y que va a quedar una cadena de fuego que va impedir que la gente huya de la lava.”

 

+++++

 

Una vez más detengo mi redacción. ¿Podremos tener una mirada larga, que abarque verdaderamente el conjunto de los acontecimientos que acaban transformando nuestras vidas? Y una pregunta llana: ¿de dónde sale la energía que mueve fábricas y automóviles, celulares y quinqués? ¿Qué hacer para ubicar con inteligencia y espíritu social la realidad económica que nos envuelve y somete? ¿Por qué no logramos discutir en forma democrática e informada problemas como el del gasoducto Morelos?

Cecilia Zeledón me envía este link a un documental en Vimeo sobre la realidad de la explotación de gas natural en Estados Unidos bajo el sistema del fracking. Dura 102 minutos; fue producido en el 2009-2010, cuando ya las empresas petroleras amparadas en los cambios a la legislación en tiempo del binomio Cheney-Bush les habían abierto la puerta para perforar miles de pozos en el centro-oeste. El joven cineasta recibió un día una propuesta para permitir la operación de uno de tantos pozos en su propiedad en el estado de Pennsilvania, en la cuenca del río Delawere, tributario del río Hudson, fuente principal de abasto de agua potable para la ciudad de Nueva York. Le ofrecieron 100 mil dólares por permitirlo. Y con la obligación de firmar un contrato de confidencialidad que le impediría expresar alguna opinión sobre lo que ocurriera después. No lo firmó. Se convirtió en un detective en búsqueda de la verdad.

No pude dejar de verlo un minuto. Además, tiene una música sensacional y todavía un mucho más probado sentido del humor. Sobre todo cuando las llaves de los lavaderos de las cocinas se convierten en mecheros con los que podrías hervir unos huevos.

http://vimeo.com/70442569





+++++

 

Ahora mismo he terminado de subir al portal Mundo Nuestrodos textos relativos a la mina Los Filos, de la empresa trasnacional canadiense GoldCorp, en el ejido de Carrizalillo, en la cuenca del río Mezcala, en Guerrero. Dan cuenta de la rebelión campesina contra la empresa con la que pactaron su instalación en el año 2007.

Y una vez más me pregunto: ¿Por qué  no contamos con una organización social capaz de proponer los temas estratégicos y sus posibles alternativas, de manera que las decisiones se tomen y se asuman colectivamente?

¿Por qué la eterna lógica de “porque lo digo yo”?

¿Por qué la única vía es la de los gritos y sombrerazos (y las órdenes de aprensión sacadas de la manga y los judiciales en autos sin placas?