SUSCRIBETE

19 Septiembre 2021, Puebla, México.

Deteniendo la lluvia por intereses privados

Sociedad civil organizada /Naturaleza y sociedad | Opinión | 14.JUL.2021

Deteniendo la lluvia por intereses privados

Colectivo Ambiental Diente de León

 

Mundo Nuestro. El autor de este texto, Jesús Pérez Juárez, es estudiante de sociología en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Actualmente es parte del Colectivo Ambiental Diente de León.

En Colectivo Ambiental Diente de León de San Salvador el Seco hemos venido denunciando el uso indiscriminado de cañones antigranizo por parte de empresas y agro-empresarios de la región Libres-Oriental, incluso tras su prohibición por parte del Congreso del Estado en este mismo año.

Diente de León es  colectivo ambiental formado por campesinos, trabajadores, estudiantes y artistas originarios de San Salvador el Seco, Puebla. En el marco donde Investigadores del ecosistema nacional informático agentes tóxicos y contaminantes del CONACyT han catalogado la cuenca del acuífero Libres-Oriental como una región de emergencia ambiental (REA), es que el colectivo busca implementar estrategias que hagan frente a los intereses que hicieron que esta región ya figure en el mapa de los infiernos ambientales en México.

 

Deteniendo la lluvia

Tras poner mayor atención a los comentarios de nuestros padres y parientes campesinos, pudimos identificar que, efectivamente, el régimen de lluvias en la zona  había cambiado. Respectivamente, rastreamos los testimonios de los ejidatarios de San Salvador el Seco y sus familias, quienes conocen a profundidad la problemática, pues se enfrentan cotidianamente a las trasformaciones  que ocurren en sus territorios.

 

Fuente: Colectivo Ambiental Diente de León.

 

El uso indiscriminado de esta tecnología en temporada de lluvia es bien conocido pues, para empezar, el sonido, al momento en que se lanzan los cañones antigranizo, no pasa desapercibido, todo lo contrario.

Los ejidatarios de la región también conocen los sitios donde los cañones son utilizados. Por un lado, están las zonas donde son lanzados por algunos terratenientes asentados alrededor de Barroso, Rinconada y principalmente en los municipios aledaños de Libres y San Nicolás Buenos Aires. Y, por el otro lado, por las grandes empresas de la región: Granjas Carroll (EUA), Driscoll’s (EUA) y por supuesto Audi (Alemania). Pero ¿Cuál es el motivo porque esta polémica tecnología de física aplicada es utilizada?

 

Fuente: Estamos Al Aire

El gas acetileno o lp que es lanzado cuando se prevén lluvias presume impedir la precipitación sólida (granizo) y con ello la lluvia. Los agro-empresarios de la región, quienes poseen  medios de producción altamente sofisticados, entre ellos los sistemas de riego, utilizan esta tecnología con el objetivo que el granizo no dañe sus cultivos,  sin el menor temor de que les afecte la falta de agua del cielo. 

En el caso de las empresas porcícolas de la región, los campesinos de Libres-Oriental han venido denunciado que la trasnacional estadounidense Carroll utiliza dichos  cañones, sumando así, otra afectación que esta empresa causa al ambiente además de la contaminación de las aguas superficiales, la contaminación de los mantos acuíferos, las altas emisiones de GEI, las infecciones respiratorias y digestivas.

Por último, en el caso de la gigantesca planta Audi de 460 hectáreas, ubicada sobre lo que habían sido campos de cultivo de propiedad privada y ejidal (de decenas de ejidatarios de cinco ejidos, San José Chiapa, Rafael Lara Grajales, San Isidro Obando, San José Morelos y San Hipólito Soltepec), el uso de los cañones antigranizo es conveniente para la empresa alemana debido a la enorme cantidad de vehículos producidos en la planta, pues antes de lanzarlos al mercado, tanto nacional como internacional, se requiere almacenarlos a la intemperie, y justo para no dañar las unidades producidas con la caída de granizo es que esta tecnología es utilizada.

 

Fuente: Colectivo Ambiental Diente de León

 

La misma problemática ya se ha denunciado en los municipios de Coronango y Cuautlancingo por parte de los campesinos y habitantes que viven cerca de la Volkwagen de México –la segunda planta más grande de la empresa fuera de europa-- ubicada cerca de la Cuidad de Puebla.

En 2018, habitantes cercanos a  la planta de 300 hectáreas –casi 50 estadios de futbol- se movilizaron y bloquearon una de las entradas principales más de una vez e incluso llegaron a bloquear la autopista en ese mismo año para exigir que la Wolkswagen cancelara el uso de esta tecnología. Posterior a las presiones de los campesinos y del gobierno estatal,  la empresa acordó instalar mallas de protección contra granizo en los patios donde se almacenas los autos terminados. 

De la misma manera en el valle de Tehuacán los campesinos han denunciado que la utilización de aviones antigranizo busca cumplir el mismo objetivo: impedir que el granizo afecto los intereses de los grandes capitales.

La problemática no se reduce a un nivel local, en el plano Nacional, Jalisco, Michoacán, Colima y el Estado de México, también ha habido conflictos debido a la presencia de esta tecnología.

Como se aprecia,  las afectaciones al ambiente y  a los habitantes de la región Libres-Oriental son preocupantes. Aunque hay pocas investigaciones científicas que a detalle estudien  cómo el uso de esta tecnología afecta los ciclos del agua,  la experiencia de los campesinos es clara, pese a la gran concentración de nubes y tras el estruendo que se escucha a la distancia, la lluvia non cae.

Los cambios en los ciclos del agua suponen la modificación de los ciclos agrícolas de temporal, y estos a su vez un impacto directo a la economía, alimentación y forma de vida de los campesinos temporaleros. En pleno proceso de cambio climático los cañones antigranizo vulneran aún más al sector campesino que históricamente ha sido vulnerado.

 

Qué se cumpla la ley

 

Actualmente hay una preocupación compartida por parte de los habitantes de San Salvador el Seco pues pese a las recientes modificaciones a la Ley para la Protección del Ambiente y el Desarrollo Sustentable del Estado de Puebla, que prohíbe cualquier tecnología que altere el ciclo hidrológico natural, los cañones antigranizo siguen siendo utilizados en la región.

Debido al incumplimiento de la ley, el Colectivo Ambiental Diente de León el viernes 25 de junio interpuso una denuncia formal ante la Secretaria de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMADSOT), pues la reciente modificación a la legislación determina que la SMADSOT es la encargada de inspeccionar, vigilar y tomar medidas de seguridad y sanción.

 

Mesa de trabajo en la Secretaría de Gobernación en la ciudad de Puebla.

 

Otra estrategia que busca el colectivo es sumar esfuerzos para exigir acciones concretas a las autoridades al frente de las instituciones nacionales encargadas de los temas ambientales. Por ello, el pasado 22 de junio participamos en la mesa de trabajo que organizó la Secretaría de Gobernación (SEGOB), que tenía como fin dialogar con los colectivos ambientales del Estado de Puebla y fijar planes de acción concretos ante las problemáticas que afectan a cada región. Se expuso  ante los representantes de la SEMARNAT, CONAGUA, PROFEPA, INPI y DPRIS las problemáticas socioambientales del uso de los cañones antigranizo y las empresas de las granjas porcícolas de la región. Las respuestas fueron poco claras, generales y cortas. El único plan que ese fijó en la reunión fue que las autoridades visitarían las zonas de las afectaciones ambientales, pero dicha propuesta aún es incierta pues, no se ha respondido a las fechas que los colectivos propusimos en la reunión.

 

SEMBLANZA

Jesús Pérez Juárez es estudiante de sociología en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Actualmente es parte del Colectivo Ambiental Diente de León.