SUSCRIBETE

15 Julio 2024, Puebla, México.

La lucha por la reconstrucción de la plaza: la irreflexión gana en Tonantzintla / María Bretón De la Fuente

Cultura /Sociedad civil organizada /Ciudad /Gobierno | Crónica | 5.FEB.2023

La lucha por la reconstrucción de la plaza: la irreflexión gana en Tonantzintla / María Bretón De la Fuente

Crónica de a asamblea del 29 de enero en Santa María Tonantzintla

 

Después de cinco años de trabajo y negociaciones con el municipio de San Andrés Cholula, la consulta indígena de Santa María Tonantzintla el pasado domingo 29 de enero se ha decidido por el tercero de los anteproyectos dispuestos para elección vía voto popular, el conocido como “plaza con tótem”, para la restitución del daño de la plaza principal obligado por el juicio de amparo 312/2018.

La votación fue dividida. Tristemente, el proyecto votado es el menos elaborado y discutido por la comunidad. Y con él se pierde la posibilidad de recuperar el puente y el reloj, dos elementos que sí estaban contenidos en los otros dos proyectos.

Termina así un largo proceso de movilización civil en contra de la implantación de un proyecto de modernización de la plaza denominado Smart City, promovida por el gobernador entonces, Antonio Galy Fayad, y que intentara llevar a la práctica el alcalde Leoncio Paisano en ese 2018, acción que dejó como único resultado concreto la destrucción de la plaza cívica y la rebelión popular en su contra.

La movilización civil, sin embargo, puso por delante los derechos que la constitución otorga a un pueblo originario, demandó el amparo de la justicia federal y logró que la autoridad municipal se obligara a reconstruir la plaza del pueblo a partir de un proyecto realizado y discutido por la comunidad en su conjunto bajo los términos de una consulta indígena.

La que sigue es la crónica de la asamblea realizada el domingo 29 de enero pasado.

 

 

Antecedentes y motivos

 

El día domingo 29 de enero de 2023 nos dimos cita a las 10 am en la plaza de Santa María Tonantzintla para realizar una consulta indígena en asamblea extraordinaria para cumplir con el seguimiento al protocolo para la consulta de la comunidad indígena de Santa María Tonantzintla, municipio de San Andrés Cholula, Puebla. El propósito es el de decidir sobre la restauración de los daños ocasionados con la ejecución del proyecto “Rehabilitación del primer cuadro de Santa María Tonantzintla”. En el evento se  explicaron los tres anteproyectos entregados por el municipio y se dio paso a la votación.

Esta asamblea fue convocada por Comité Tonantzintla y el Ayuntamiento de San Andrés Cholula.

 

La plaza de Tonantzintla antes de su destrucción el 11 de enero de 2018. Foto de Google Earth.

 

Torre y reloj de Tonantzintla derribados / Twitter

La plaza destruída por el gobierno de Guillermo Paisano. En la imagen, la maquinaria derriba el reloj que existía en ella. Foto de Angulo 7.

 

Después del atropello a nuestra comunidad el 11 de enero de 2018, en el que Leoncio Paisano Arias, panista, mandó tirar el puente y reloj existentes y destruyó la avenida Reforma Norte y la plaza principal, para dar paso a un “Barrio Smart”, pasaron tres autoridades municipales al hilo en cinco años de escritos, asambleas, ruedas de prensa, peritajes, defensa legal, conformación del protocolo, juntas interminables en el municipio, juntas internas y horas y días enteros de lucha civil, el domingo pasado logramos llegar a lo que puede ser la decisión comunitaria para la reparación del daño.

A las diez en punto estuvimos listos para empezar. Llegaron el C. Raúl de los Santos Jiménez, Secretario de Gobernación, el C. Orlando Técuatl Tecuapetla,  Director de participación ciudadana y el C. René Israel Cuautle Gregorio,  Secretario de Infraestructura. El presidente auxiliar llegó hasta después de 10.30 am; se nombraron a sus regidores y regidoras y ninguno estuvo presente.

Poco a poco fue saliendo la gente de misa y se fueron acercando a la sombra frente a presidencia. A las 10 am ya estaban sentados más de 20 personas.

Se dieron las palabras de bienvenida por Mercedes Tecuapetla Quechol, quien hizo hincapié en que somos pueblos originarios y nos debemos sentir muy orgullosos por eso.

En el siguiente punto, a cargo de Lorena Porquillo Técuatl, se pasaron imágenes de cómo se suscitó el problema de la destrucción de la plaza principal y av. Reforma Norte, con la intención de convertir a Tonantzintla en un “Barrio Smart”.

Los proyectistas contratados por el municipio, se dieron a la tarea de explicar los tres anteproyectos que se socializaron por el comité y que finalmente se incluyó el tercer anteproyecto sin puente y sin reloj.

 

Los tres anteproyectos

 

El primer anteproyecto consistía en retomar el empedrado de la plaza con el puente, y en la esquina dejar un reloj-mirador para poder tener una visual de la iglesia en alto.

 

 

Con esta idea, a la avenida Reforma Norte se le devuelven sus banquetas, su empedrado, el arbolado, las jardineras en la entrada y en la esquina con av. Miguel Hidalgo. Ese proyecto era una interpretación del reloj que no era patrimonial, pero que lograba una perspectiva de la torre de la iglesia y hacía la plaza muy pintoresca.

 

El segundo anteproyecto consistía en retomar el proyecto prácticamente como estaba originalmente: puente, reloj, mojonera, pero el empedrado cambiando de color en círculos concéntricos rodeando puente-reloj. La av. Reforma Norte igual que anteproyecto uno pero en lugar de jardineras de piedra, jardineras con infiltración pluvial o jardines de lluvia.

 

 

El tercer anteproyecto se dio porque un grupo de la comunidad asistió a una reunión con el Comité para pedir plaza limpia: “No queremos nada, no queremos puente, no queremos reloj”, dijeron quienes lo impulsaron. Así que conforme a las recomendaciones del peritaje psicosocial, el anteproyecto tres, contemplaba un tótem o un hito en lugar del puente-reloj, y con los círculos concéntricos de piedra de dos colores alrededor.

 

 

En los tres anteproyectos se propuso un pergolado frente a presidencia auxiliar.

 

La discusión de los proyectos

 

Haciendo un poco de historia, debo decir que primero socializamos dos anteproyectos con puente y reloj, ya que en la asamblea del 23 de abril de 2022, donde se dieron a conocer los peritajes psicosocial y patrimonial, (parte del Protocolo para la Consulta Indígena), la mayoría votó por recuperar el paisaje patrimonial, la diferencia era el proyecto uno con pergolado frente a Presidencia. Los anteproyectos fueron mostrados en las mayordomías de San Miguel, de San Pedro, de San Diego, de Nuestra Señora de Guadalupe, de la Purísima, en la asociación del Pozo, en la asociación del Tractor, en la escuela primaria Lázaro Cárdenas, en la secundaria Luis Enrique Erro, en el bachiller Guillermo Haro, en la telesecundaria Alejandro García.

 

Los proyectos fueron explicados nuevamente en la asamblea.

 

En estas reuniones la mayoría de la población y niños y niñas se orillaban por el primer anteproyecto; puente y reloj y pergolado. Solamente la mayordomía de la Purísima con el mayordomo Rubén Martínez (presidente auxiliar), y la mayordomía de San Miguel con el mayordomo Alejandro Armenta, se pronunciaban por una plaza limpia. Argumentando que el puente y reloj estorbaban, El grupo de la Judea, que comprende a todo el grupo teatral que representa la Semana Santa fue convocado para socializar los anteproyectos, pero nunca tuvimos una respuesta afirmativa.

Dos días antes de las votaciones hablamos con un integrante de la Judea para invitarlo como escrutador, a lo cual nos invitó a pasar a la iglesia ya que estaban en reunión. Y cuál fue nuestra sorpresa; cuando estábamos en la puerta entendimos que estaban hablando de nuestro comité y tenían copias de los trípticos informativos (que estuvimos repartiendo fuera de las iglesias, fuera y dentro de las escuelas, en tiendas, etc.) y hablaban de quién iba a realizar la obra y de que por qué se les iba a quitar espacio (el espacio es el mismo), y muchas preguntas más. La reunión era para ponerse de acuerdo por cuál anteproyecto votar, pero lo estaban haciendo a ciegas…

Entramos Verónica Técuatl Porquillo y yo, y después de escuchar sus dudas, nos dimos a la tarea de explicar cada uno de los anteproyectos y la importancia de su voto y de preservar la cultura y la identidad de Tonantzintla y de que no se vuelva a repetir un atropello en la comunidad. Cabe aclarar que la Judea es un grupo mayoritariamente de varones que solamente usa la plaza una vez al año, que reciben apoyos económicos del municipio y hay diferencias internas, como en toda asociación…

 

La votación

 

En la asamblea se dio paso a la votación. Antes, yo convoqué a la población a votar con el corazón y con la visión de la futura plaza, y que no se dejaran intimidar ni influenciar por los distintos grupos, sino que fuera una votación genuina y personal. Se les pidió a los pobladores que sus dudas las escribieran en un papel para que los asesores las fueran  respondiendo, y que también estarían explicando frente a las láminas.

Imprimimos los votos en papeletas foliadas, los pobladores se tenían que identificar con su INE, CURP o comprobante domiciliario. Hubo dos casillas para que votaran sin ser vistos, todo esto se dio con mucho orden.

 

 

 

 

Estando ya casi por terminar el presidente auxiliar se dio a la tarea de llamar y mandar mensajes para que su gente viniera a votar, pues después supimos que había dado la orden de no firmar las actas de asistencia y no votar. Sabemos que es compadre de Edmundo Tlatehui, lo que nos hace pensar que posiblemente estaban de acuerdo y suponemos que al ver a la Judea querer alborotar a la gente, cambió de estrategia.

Mientras esto pasaba, un grupo como de diez personas de la Judea y Doña Amelia Tecuanhuey se acercaron al micrófono pidiendo la palabra, exigiendo hablar para decir que no se necesitaba puente y reloj y que los nuevos habitantes no se integraban a las tradiciones y que no pagaban sus cooperaciones, a lo cual convoqué a los nuevos pobladores a apoyar a las mayordomías ya que son acciones que fomentan el tejido social y la convivencia familiar.

No contentos con la convocatoria, siguieron exigiendo el micrófono y se quedaron discutiendo con compañeros del comité el por qué se hacía la votación y por qué se les iba a estorbar con el puente nuevamente. Hay que decir que ellos nunca nos recibieron para hablar del amparo y del protocolo en sus instalaciones, ni vinieron a ninguna junta informativa. No se les dio el micrófono.

El escrutinio se dio frente a la plaza y el anteproyecto número 3 ganó con 109 votos, después quedó el 1 con 80 votos y como tercer lugar el proyecto número 2 con 53 votos.

Si reflexionamos, y sumamos la votación de los anteproyectos que proponen la restitución del puente, sumamos 133 votos. Esto quiere decir que más del 50% de los votantes quiere y se identifica con el puente y reloj.

Nuestro error fue dejar 3 anteproyectos y no sólo dos, ya que todavía están en proceso. 

De todas las asambleas, la más nutrida fue la que exigía a Paisano la restitución del daño, en la que asistieron más de 300 personas, ahora, la decisión está tomada, por 252 habitantes, tomando en cuenta niños, niñas, jóvenes, señoritas y adultos.

 

Consideración final

 

Viernes santo. Un día del año.

 

Celebraciónn de La Judea en la plaza antes de su destrucción por el gobierno de Leoncio Paisano.

 

La Judea es una asociación de Tonantzintla que se presenta en Plaza principal y alrededores con su representación, unas horas en las que en su actuación hacen la crucifixión. Este hecho realizado una vez al año le ganó a 364 días de patrimonio y espacio cultural. Un día para su comodidad representa la belleza.

Las fotografías de la convivencia de puente, reloj y representación de la Judea hablaban de convivencia, incluso de unión, ya que sobre el puente se realizaba la crucifixión.

Judas vendió a Jesucristo así como la Judea entregó la historia de la Plaza.

La arquitectura les estorba, el paisaje patrimonial y la belleza cotidiana es sustituida por los egos de los representantes... No les importa la Plaza principal porque ellos quieren espacio.

La mayordomía de la Purísima vendió junto con presidencia auxiliar el patrimonio, el trabajo de un fiscal, un regalo para la comunidad, por espacio para las procesiones.

La irreflexión ganó en Tonantzintla.

El puente ya no será el mismo decían, a pesar de que en los proyectos se retomaban idénticos; ¡Queremos espacio!, decían, ¡no cabemos!... Cuando durante más de 40 años la Judea y las procesiones se acompañaban por el puentecito y después el reloj.

El puente símbolo de que en algún momento había agua, símbolo de fertilidad, parte de la diosa Tonantzin que le dio nombre al pueblo.

¡La Plaza principal fue destruida! ¡Nos cambiaron usos y costumbres en el uso cotidiano de ese espacio!... ¡No fuimos consultados!

Eso no cuenta. Menos de 300 votos para una población de 10 mil en las urnas, definitivamente no somos pueblo.

Teníamos la oportunidad de hacer valer la historia y regresarle su dignidad, el amparo se nos concedió, los peritajes de especialistas confirmaron que hubo daño psicosocial y patrimonial, pero para los 119 votantes del proyecto 3 eso ya es historia, está en el olvido.

Eso sí, a nadie le gusta el aspecto actual de la Plaza, todos opinan que los puestos informales afean al pueblo y es cierto, pero nadie hace nada, solo son quejas.

No hay manera de que más pobladores se interesen, ganaron los compromisos sociales a la responsabilidad civil. Hubo lonas, perifoneo, trípticos, reuniones y asambleas. Cinco años de lucha civil.

Al final de todo, me queda un sentimiento: ¡Me dueles Tonantzintla!