Contra la violencia de género en la BUAP Destacado

Compartir

Mundo Nuestro. El marco lo encontramos en el paro estudiantil de los meses de febrero-marzo de este 2020, justo en el arranque de la pandemia. En particular, las movilizaciones en las escuelas de Artes Plásticas y Derecho, cuyas comunidades estudiantiles denunciaron el acoso sexual sufrido por muchas de las estudiantes por parte de algunos profesores. Nuestra revista ha documentado con todo cuidado este movimiento en el sitio Memoria estudiantil.

Finalmente hay una respuesta institucional, que aquí reseñamos.

BUAP / Contra la violencia de género una nueva oficina para enfrentar esta realidad



La nueva nueva Dirección:

La Dirección Institucional de Igualdad de Género, como una instancia plural, inclusiva y con capacidad para operar estrategias de prevención y erradicación, así como atender y dar seguimiento a todas las demás instancias que participan en las denuncias presentadas por delitos relacionados con la violencia de género.

El planteamiento del Rector Alfonzo Esparza:



"La violencia de género es una problemática que ha dañado por generaciones a las mujeres, a la humanidad y, también, a nuestra comunidad universitaria, y no se resuelve ocultándola o negándola: la solución está en la intervención de especialistas de todos los ámbitos y de todos los que integramos la BUAP"



El informe de la Abogada general:

Rosa Isela Ávalos Méndez, Abogada General de la BUAP, presentó un informe de cinco años sobre la resolución de los procedimientos institucionales realizados sobre discriminación y violencia de género en las unidades académicas y dependencias administrativas de la universidad, clasificado por año, tipo de hecho o acto cometido, número de personas sancionadas, sanción aplicada e investigaciones en curso.

De 2015 a 2020 se realizaron 147 investigaciones administrativas: 51 por acoso, 68 por hostigamiento y 10 por discriminación, que resultaron en 74 sanciones: 13 amonestaciones, 27 suspensiones temporales y 34 en terminaciones de la relación laboral. Además, hubo cinco acuerdos y en 50 casos no hubo elementos para sancionar.

“Se ha generado una concientización al interior de la universidad y como resultado de ello se ha podido observar un incremento progresivo de las quejas. No es que en la actualidad se presente una mayor cantidad de conductas de acoso y hostigamiento sexual, lo que ha ocurrido es un incremento en la cultura de la denuncia, a raíz de la participación de la comunidad universitaria en la elaboración del protocolo y en la publicación del mismo”

Compartir

Sobre el autor

Mundo Nuestro